Club de Planeadores con nuevo remolcador

Después de casi siete meses de la tragedia que consumió dos hangares del Club de Planeadores, la entidad comienza a recuperarse con la llegada de un avión remolcador. Se trata de un Puelche 235, 0km, que costó alrededor de unos 230.000 pesos y fue íntegramente producido en la Argentina, más precisamente en la Fabrica de Aviones (Fadea) de Córdoba. Llegó a Santa Rosa mediante una donación casi por el total del valor (el 90 por ciento) que realizaron la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) y la Fábrica de Aviones.
La aeronave fue conseguida por gestiones de la ex diputada nacional, María Luz Alonso, y ya había sido presentada el 2 de agosto en el festival solidario, pero debió regresar a la fábrica para ser adaptada como remolque porque desde el origen había sido concebida como fumigador.
"Para serle útil al club había que ponerle un gancho por el que son elevados los planeadores. Nos dijeron también que en este tiempo el avión fue exhibido en la provincia de Salta. Por suerte ya lo tenemos aquí, para que podamos volver a volar", dijo ayer a este diario uno de los socios de la entidad.

Investigación.
Se sabe muy poco sobre la investigación judicial que se abrió por el incendio que el 9 de junio afectó dos hangares del club y redujo a cenizas a trece aeronaves que había en su interior: las pérdidas fueron millonarias y acabaron con décadas de trabajo.
Hasta el momento la pesquisa aseguró que se trató de un hecho intencional y que se ordenaron distintas pericias para dar con el responsable. No obstante, a medida que pasa el tiempo, la verdad parece alejarse cada vez más. Semanas después del atentado, los investigadores tenían sospecha sobre una persona que habría tenido conflicto con alguno de los socios del club, pero hasta el momento, la prueba recolectada no ha permitido incriminarlo.