Comenzó el juicio por usurpación de tierras en Toay

Comenzó ayer el juicio oral y público contra 15 personas, integrantes de Chakra Raíz, quienes son juzgados por el delito de usurpación de tierras en la localidad de Toay que iban a ser destinadas a la construcción de viviendas sociales. “Es una causa noble; no tuvimos la posibilidad de ser escuchados”, explicó una de las acusadas.
El debate continuará hoy desde las 8.30 de la mañana en la Ciudad Judicial de esta capital. Ayer, los imputados se negaron a declarar y pasaron cuatro testigos, todos ellos policías. Una de las acusadas no participó ya que viajó a Córdoba por cuestiones médicas.
El fiscal Carlos Ordás planteó formalmente la acusación por el delito de usurpación, que tiene una pena de entre seis meses y tres años de prisión según el Código Penal, y adelantó que pedirá el desalojo del lugar que pertenece al Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV).
“Los terrenos siguen tomados, los dueños no pueden disponer de los mismos”, indicó el fiscal. El Tribunal de Audiencia está integrado por Alejandra Ongaro, Daniel Sáez Zamora y Miguel Gavazza. La defensora oficial es Silvina Blanco Gómez.
El predio en cuestión está ubicado en calles Catamarca y San Luis de Toay. Fue ocupado en 2015. Por ahora, son varias familias que viven en casas sustentables, aunque no todos los acusados, denunciados por el IPAV, permanecen en esa zona.

No hay delito.
La defensora Gómez Blanco, en tanto, señaló que “no se va a poder acreditar que se constituya un delito” y solicitó que se rechace formalmente una nota enviada por la municipalidad de Toay contra la instalación de estas familias en el lugar, por considerarla “extemporánea”. También planteó una inspección ocular en el lugar y cuestionó al fiscal porque no describió la forma en la que supuestamente se cometió el delito de usurpación, afectando el derecho a defensa.
En la primera audiencia declararon cuatro policías de la localidad vecina, quienes participaron el 8 de octubre de 2015 de un procedimiento en el que constataron la presencia de varias personas con carpas y otras construcciones sustentables y no tradicionales en aquella zona de médanos.
Los efectivos confirmaron que se trata de una zona que no era utilizada, que estaba “en desuso” y no tenía delimitación. “Ellos hablaron de preservar el espacio y evitar que hagan casas de barrio ahí”, afirmó Guido Altamiranda. Además, los efectivos resaltaron que “al principio había carpas y construcciones en base a botellas y otras cosas”. También declararon Oscar Sotelo, Cristian García y José Avallay.

En desuso.
“Lo que nosotros estamos sintiendo es que no tuvimos la posibilidad de ser escuchados, llegar a una mesa de diálogo y poder solucionar este dilema de manera humana y sensible”, sostuvo Anahí Montes, integrante de Chakra Raíz, antes de ingresar al debate.
“La propuesta que tiene el sistema en estos casos es la judicialización y la penalización, entonces estamos enfrentando esta situación por eso. Es la manera que estamos siendo escuchados por personas que tienen cierto poder, sentimos que siempre se puede tocar el corazón de las personas y más cuando es una causa noble, humana que sentimos de adentro”.
Montes explicó que “estamos en el lugar hace un año, 10 meses y diez días. En principio en carpas, después empezamos a construir casas en barro. El terreno está abandonado desde hace 30 años, no hay alambrado ni cartel de ningún tipo. Es una tierra fiscal ociosa. Seguimos siendo la misma cantidad de familias que había en un principio, se fueron algunos y vinieron otros”.
“Después del tercer día que estuvimos en el espacio, llevamos un proyecto al IPAV para esa tierra, para la conservación del área natural pampeana que es un pedazo pequeño de bosque, un terreno medanoso con irregularidades geográficas”, agregó.
En Radio Noticias, Montes explicó que reclamaron al gobierno y a los legisladores provinciales para encontrar una solución pero no tuvieron respuesta. “Agotamos todas las posibilidades para llegar a un diálogo cordial. Esperemos que ahora se sensibilicen con nuestra causa. Lo que hacemos lo hacemos desde el corazón”.
“Estamos acostumbrados que la ley se hace en un juicio, pero hay leyes que nos superan a todos nosotros, que son las leyes del amor, de la naturaleza y la humanidad, y la necesidad de las personas de tener tierra para armar una casa”.