Comienza el juicio por las acusaciones contra tres docentes

JARDIN DE 25 DE MAYO

Un tribunal de audiencia integrado por los jueces Gastón Boulenaz, Gabriel Tedín y Andrés Olié comenzará a juzgar hoy a los cuatro acusados por seis casos de presuntos abusos sexuales ocurridos a mediados del año pasada en la localidad de 25 de Mayo. El debate comenzará esta mañana, a partir de las 8.30 en la Sala de Audiencias 7 del Centro Judicial de Santa Rosa.
La acusación estará a cargo del fiscal Jorge Marcelo Amado y las querellas que encabezan los abogados Armando Agüero y Vanesa Ranocchia, quienes representan a dos grupos diferentes de padres y madres de las víctimas. A su vez, la defensa de los imputados estará a cargo de Omar Gebruers, en el caso de un profesor de Educación Física y dos maestras jardineras, y Juan Ricardo Veneri, quien patrocina a un ex rector del Colegio Alfageme de 25 de Mayo.
Si bien los hechos que se ventilarán ocurrieron en la ciudad del suroeste provincial, de la IV Circunscripción Judicial de la provincia, con cabecera en General Acha, un informe de la Unidad Regional IV de la Policía de La Pampa determinó que no estaban dadas las condiciones de seguridad para realizarla en su ámbito natural. Por ese motivo, se decidió que fuera el Centro Judicial de Santa Rosa el lugar elegido.
La denuncia por los presuntos abusos se presentó sobre finales de mayo del año pasado. A partir de ahí fueron detenidos un profesor de Educación Física, dos maestras jardineras y el ex director de un colegio de nivel medio. De acuerdo a la pista que investiga la Justicia, los detenidos sacaban a los niños de las salas de 3 del JIN 12 y los llevaban a una quinta del profesor de Educación Física para abusarlos.
Gebruers lleva meses denunciando que no hay pruebas para sostener que sus defendidos fueron quienes abusaron de los niños, pero la Justicia sostiene lo contrario. El defensor llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación con un recurso de queja solicitando la liberación de sus defendidos mientras se sustanciaba el proceso, pero ninguna instancia accedió a liberarlos.
Originalmente eran más de treinta los casos de niños y niñas supuestamente abusados de acuerdo al número de denuncias que se fueron presentando ante la Justicia. Con el correr de la investigación, solo seis llegaron a la instancia de juicio. Durante la instrucción, solo un testigo de identidad reservada aportó datos que corroboran la hipótesis de los fiscales y las querellas. Varios de los niños declararon a través del sistema de Cámara Gesell y, según Gebruers, solo uno de los pequeños refirió a una situación que podría configurar el abuso. El defensor dijo que no negaba que el niño podía haber sido abusado, pero reclamó a los investigadores estudiar otras pistas y no cerrarse en una sola hipótesis.

Compartir