Como un campo minado.

La aparición de baches en distintos puntos de la ciudad no es ninguna novedad. Sin embargo el deterioro del pavimento en Quintana y Villegas es tan notable que la intersección parece un verdadero campo minado, casi intransitable. Una situación similar ocurre en varios tramos de la calle Centeno.