Comodato por recolección de residuos

El intendente Leandro Altolaguirre firmó ayer con José Antonio Sarasola el contrato de comodato del inmueble destinado a punto de transferencia del sistema público de recolección de residuos domiciliarios que efectúa la Municipalidad de Santa Rosa.
El contrato de comodato gratuito comprende una parcela de terreno de dos hectáreas en la intersección de las calles Tita Merello y Utracán, correspondiendo 200 metros sobre Merello y 100 metros sobre calle Utracán.
El subdirector de Residuos Urbanos, Ignacio Ustarroz, explicó que en el predio se pretende construir “una planta de transferencia de residuos, con el propósito de solucionar el problema de acumulación de basurales en la zona sur de la ciudad”.
Consultado sobre su similitud con el punto verde ubicado en Merello y Balbín, hizo hincapié en que “justamente ese lugar, sin control y sin una infraestructura adecuada, se convirtió en un basural con todo lo que eso conlleva: acumulación de basura en la vía pública, es una invitación a otros vecinos para que arrojen la basura allí, incluso se encuentran residuos de fábricas o residuos industriales que pueden ser peligrosos no solo para el ambiente sino para las personas que se dedican a las tareas de recuperación de elementos”.
“Todo esto hace imposible que el lugar pueda terminar de limpiarse, pese a los esfuerzos que hace la gente del Emhsu y de Vialidad Municipal, que ponen personal y equipos y que están trabajando allí prácticamente todas las semanas”, añadió.

Presupuestos.
En cuanto a la construcción de esta nueva planta en Merello y Utracán, el funcionario detalló que estaban esperando esta firma para comenzar con los trámites administrativos correspondientes. “Ya tenemos los presupuestos, el diseño de la planta que realizó Obras Públicas, que son quienes además van a ejecutar la obra con personal propio. Va a ser similar a la planta que funciona en General Pico, y que estuvimos visitando a principios de año, y que está cercada, iluminada, con seguridad, y con una garita de recepción, porque pretendemos que sea algo ordenado y limpio”.
Sobre los residuos que se descargarán en la planta, Ustarroz manifestó que “no se va a trabajar con residuos orgánicos domiciliarios comunes, sino con una amplia gama de residuos especiales, como residuos de poda, chatarra, basura electrónica, pilas, plásticos, neumáticos, vidrio, y residuos voluminosos como heladeras, lavarropas, muebles en desuso y demás”, agregó.

Compartir