Concurrida “Caravana” en Santa Rosa

CUARTA MARCHA DE LA FUNDACIÓN ESTRELLAS AMARILLAS

En un marco de público importante y la presencia de familiares de víctimas del tránsito, se realizó una caravana desde la plaza San Martín hasta la Casa del Bicentenario, donde hubo actividades culturales, suelta de globos y reparto de folletería para concientizar sobre la problemática.
Con el objetivo de generar mayor conciencia sobre la problemática del tránsito en la provincia y el país, la Fundación Estrellas Amarillas realizó ayer por la tarde la cuarta Caravana por la Vida con una caminata por las calles de Santa Rosa.
La marcha fue encabezada por familiares de víctimas de siniestros viales que llevaron una bandera de la fundación, en reclamo de justicia y de una política vial para evitar más muertes. Hasta el momento, en La Pampa, las víctimas del tránsito son más de 60.
“Estos encuentros son cada vez más emocionantes, porque la gente se suma y eso nos da mayores esperanzas para seguir trabajando para generar conciencia en la ciudadanía”, manifestó Romina Aguirrezabala, de Estrellas Amarillas.
Siguiendo en este sentido, agregó que “la sociedad se acerca y participa de la caravana por voluntad propia, y curiosamente después se retira de las actividades”.
Por otro lado y con respecto a las declaraciones del ministro de Seguridad, Leonardo Villalva, quien indicó que los accidentes son cada vez más violentos, Aguirrezabala se mostró “totalmente de acuerdo; el tránsito genera consecuencias irreversibles. Es impresionante la cantidad de jóvenes amputados”.
Del acto, participaron el concejal Guillermo Di Liscia (Frepam), el presidente del Consejo de Tránsito Provincial, Ariel Antón, el secretario de Cultura municipal, Sergio De Matteo, entre otros funcionarios municipales y provinciales.

Marcha por la vida.
La caravana tuvo como punto de partida a la plaza San Martín y marcharon por la avenida hasta la Casa del Bicentenario. Allí, hubo un espectáculo musical con Fernando Mansilla y su grupo, se presentó un maqueta en homenaje a la ONG de Rubén “Chapito” Schapp y se inauguró un mural tridimensional, de Juan Giménez.
Además, se llevó a cabo una suelta de globos y se repartieron folletos de “No más violencia vial”, apuntando a generar una mayor conciencia entre los asistentes sobre las consecuencias de la imprudencia en el tránsito.
En la caravana, participaron también varios autos antiguos, grupos de moteros y ciclistas y móviles de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que fueron entregados por el ministerio del Interior de la Nación, Florencia Randazzo, en su última visita a la provincia. También estuvo el Murgón Amalaya.