Condena por un abuso

UN HOMBRE A SU SOBRINO

Un hombre de 29 años fue condenado a un año de prisión en suspenso por haber cometido el delito de abuso sexual simple, en dos oportunidades, en perjuicio de un sobrino. El juez de control, Mauricio Piombi, dictó esa resolución a partir de un pedido de juicio abreviado y luego que el fiscal general, Guillermo Sancho, solicitara que se le revocara al imputado el beneficio de la probation (o suspensión del juicio a prueba).
Los hechos ocurrieron en abril de 2012. En el primero, el imputado tomó de las piernas al menor y, apoyándolo, le hizo “movimientos pélvicos estando ambos vestidos”. Y en el segundo lo tomó de la cabeza, “haciéndole gestos como para que le practique sexo oral, habiendo sucedido en el interior de un vehículo”.
El 24 de junio de 2013, la jueza de control María Florencia Maza, aceptando un planteo de la fiscal Marisol Rodríguez, le otorgó al imputado el beneficio de la probation por 18 meses, lo obligó a pagar 200 pesos en concepto de reparación del daño y le impuso una serie de reglas de conducta. También dictó una orden de restricción absoluta de acercamiento y contacto con la víctima.
A raíz del incumplimiento de algunas de esas pautas, Sancho pidió la revocatoria del beneficio y Piombi le hizo lugar. Ahora el mismo juez condenó al tío por abuso sexual simple en dos oportunidades (artículo 119, primer párrafo, del Código Penal).