Condenado a dos años por robos

La jueza de control María Florencia Maza condenó a Walter Ramón Buldin a dos años de prisión por el delito de hurto simple en concurso real con hurto doblemente agravado, por ser de vehículo dejado en la vía pública y por haber utilizado llave verdadera; en concurso material con encubrimiento por receptación dolosa.
A su vez, le revocó el beneficio de la libertad asistida que tenía desde el 10 de marzo pasado, en otra causa por la que había sido condenado el 29 de diciembre de 2014, y le unificó ambas penas en una única de cinco años de prisión, manteniendo la declaración de reincidencia.
Buldin, un peón de albañil de 26 años, había sido condenado a seis meses de prisión por hurto simple en grado de tentativa y encubrimiento por receptación dolosa y se le había unificado la sanción con otra anterior en una pena única de cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo.
En una de las causas, Maza dio por demostrado que el 22 de abril de este año a la madrugada, el imputado, tras hurtarle “sin ejercer fuerza alguna” una campera a un hombre de 36 años, en un bowling de Santa Rosa, la cual contenía las llaves de una moto; “se valió de ellas para sustraerle el vehículo, que se encontraba estacionado en la vereda de dicho local”.
Los otros hechos se descubrieron el mismo día, pero a la tarde, cuando fue allanado el domicilio de la pareja de Buldin, “lugar en el que habitualmente pernocta”, según dice el fallo.
Allí el imputado tenía en su poder una computadora notebook que había sido sustraída de un departamento de la calle Santiago del Estero, luego de ejercer fuerza sobre la puerta de acceso, y un celular que había sido sustraído de una casa de la calle Raúl B. Díaz, tras escalar una vivienda vecina. También se hallaron ahí un documento de identidad y dos bolsas con “langostinos y carne frizada” que habían sido sustraídos horas antes de un domicilio de la calle Stieben.