Condenan a dos jóvenes por robo a mano armada

Un joven de 17 años (identificado como EO) y otro de 19 fueron condenados por una serie de hechos delictivos perpetrados en la ciudad de General Pico que incluyen un robo a mano armada y la sustracción de una moto.
El juez Heber Pregno declaró responsable al menor de edad por considerarlo “co-autor material del delito de robo agravado por el uso de arma de fuego” y “autor material del delito de encubrimiento por receptación dolosa”. El mayor de edad, identificado como Jian Franco Schneider, fue declarado culpable del delito de “robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo de ningún modo tenerse por acreditada y por la participación de un menor de edad” y de un “hurto agravado por la sustracción de vehículo dejado en la vía pública” por lo que deberá cumplir cuatro años de prisión efectiva, en una pena unificada con una condena prexistente -de un año y ocho meses de prisión condicional- por el delito de abuso de armas. La condena se resolvió luego de un acuerdo de juicio abreviado al que arribaron el fiscal Damián Alberto Campos, con los imputados y el defensor oficial Guillermo Constantino.

Los hechos.
El 9 de julio pasado, cerca de las 22, Jian Franco Schneider junto a EO ingresaron al maxi kiosco “Calle 13” -ubicado en calle 26 y 13- y valiéndose de un revólver (que manipulaba Sschneider) redujeron al empleado y sustrajeron la suma aproximada de $ 1500 que se encontraba en la caja registradora y un celular marca Samsung A5. Luego se dieron a la fuga en una moto.
Un mes y medio antes, el 28 de mayo entre las 19:30 y 20, Sechneider se robó sin ejercer fuerza una Honda Titan -color roja y negra- que se encontraba estacionada y en marcha frente a una vivienda de la calle 20. La moto fue secuestrada el día 31 de mayo de 2016, en calles 103 y 2, luego de un siniestro vial que protagonizó el mencionado joven.
Por otra parte, se le atribuyó a EO el haber recibido y/o adquirido a sabiendas de su origen espurio, una moto Yamaha T110 -color negra-, vehículo con el que fue encontrado el día 17 de septiembre en las inmediaciones de la calle 102 entre 27 y 29. Cuando la policía intentó detenerlo el adolescente intentó darse a la fuga y fue aprehendido en la intersección de las calles 33 y 4. La Yamaha había sido robada tres días antes en calle 22.