Condenan a Mosley a prisión por 31 estafas

CASO ETOSHA

Paula Mosley se declaró culpable de 91 estafas contra clientes que confiaron en su empresa de viajes, Etosha. Así consta en el acuerdo de juicio abreviado que ella y su abogado defensor, Carlos Rossi, firmaron con el fiscal general Guillermo Sancho, el 24 de octubre de este año. Si el juez de audiencia y el tribunal ratifican el acuerdo, la empresaria será condenada a tres años de prisión efectiva. Este diario había anticipado hace un mes que ese podía ser el desenlace del caso Etosha. La condenada, de 42 años, cumple arresto domiciliario desde hace más de un año.
La fiscalía, con todas las pruebas recolectadas durante el proceso, dio por acreditado que Mosley, propietaria de Etosha Viajes Boutique, recibió sumas de dinero por parte de los denunciantes, sus clientes, como pago por paquetes de viajes contratados con diferentes destinos y fechas a partir del mes de agosto del año pasado, pero nunca realizó, conforme lo pactado, las reservas de vuelos y hoteles pertinentes y habiendo recibido el dinero con el único objeto de aumentar su patrimonio personal.

Modus operandi.
La maniobra fue posible gracias a la confianza depositada por los clientes a la empresaria, en su carácter de titular de Etosha, concluyó Sancho. Añadió que el 3 de agosto, la firma comercial cerró sus puertas al público ante los numerosos reclamos de los clientes para conseguir sus vouchers y facturas que nunca habían sido emitidos.
El pretexto para el cierre sorpresivo de la atención al público fue que se estaba realizando el balance. Sin embargo, el 10 de agosto, Mosley envió un correo electrónico a los clientes afectados informando que no se haría cargo de las obligaciones asumidas como propietaria de la empresa, perjudicando económicamente a esas personas.
“El modus operandi coincide para todos los casos”, sostuvo el fiscal en el acuerdo de juicio abreviado. Aseguró, además, que el accionar de Mosley encuadra en el delito de estaba reiterada en 91 oportunidades, en concurso real entre sí.

Destino desconocido.
“Mosley recibía el dinero por parte de sus clientes, pero éste no era aplicado a los viajes contratados, sino que se le otorgó un destino distinto -y desconocido pese a los incoables esfuerzos de este Ministerio Público por descubrirlo-. Es decir, que Mosley, que debió recibir el dinero, quedarse con su comisión y depositar el resto en el mayorista correspondiente, conforme lo esperado para su rol de titular de una empresa de turismo, utilizó ese dinero con fines ajenos a los del normal desarrollo de su agencia de viajes, con conocimiento del perjuicio que esta maniobra generaba a sus clientes, quienes no obtuvieron el viaje ni reparación económica alguna, debido a la presentación de quiebra de la empresa Etosha”, explicó Sancho.

Quiebra como escudo.
Pero la fiscalía aclaró, a su vez, que la quiebra no se produjo producto de un mal negocio de la firma comercial, sino como una estrategia para cubrirse de futuros reclamos judiciales de los clientes estafados. “Mosley utilizó el dinero de sus clientes con otros fines, no contrató los viajes, intentó simular la venta de su único bien inmueble a su pareja a fin de desapoderarse de todos sus bienes y luego presentó la quiebra como escudo”, sostuvo el fiscal general.
Para dictarle la pena de tres años de prisión efectiva, Sancho tuvo en cuenta que la empresaria no tenía ningún antecedente penal. Mosley y su abogado reconocieron los hechos que les imputó el Ministerio Público y acordaron tanto con el juicio abreviado como con la pena.
de la empresa.
Varios de los querellantes que fueron notificados del acuerdo al que arribaron el fiscal y la defensa, se notificaron de lo actuado pero en disconformidad, pues entienden que el caso debe ventilarse en un juicio oral y público.

A la espera de una resolución
El acuerdo de juicio abreviado ya fue presentado ante la Oficina Judicial y está en proceso de resolverse. En primer lugar, un juez de audiencia deberá revisar si desde el punto de vista formal el acuerdo es aceptable y puede seguir su curso. Si esto se confirma, un Tribunal deberá dictar sentencia. Desde el Ministerio Público fiscal explicaron que, en ese caso, la pena no podrá ser mayor a la pactada, 3 años de prisión de cumplimiento efectivo. Atento al tiempo que Mosley lleva con prisión domiciliaria, estaría en condiciones de solicitar la libertad condicional.

Compartir