Condenan a un padrastro

ABUSO SEXUAL

El juez de audiencia, Miguel Angel Gavazza, condenó a un padrastro de 50 años a la pena de seis meses de prisión en suspenso, por abuso sexual simple mediante la utilización de amenazas como delito continuado. Lo hizo en perjuicio de una menor de 15 años.
El juicio abreviado fue convenido entre el fiscal Andrés Torino, el defensor particular Pablo Girard y el imputado, un constructor que admitió su culpabilidad. Además, por ser la sanción de ejecución condicional, deberá fijar domicilio, someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras, abstenerse de relacionarse de modo alguno con la víctima ni acercarse a menos de 200 metros de su domicilio y someterse a un tratamiento psicológico, por espacio de tres años.
Además, el juez ordenó que se cumpla con el Registro de Procedimiento y Notificación de antecedentes de condenados por delitos contra la integridad sexual.
Quedó probado que a principios de 2014, sin poder establecerse una fecha exacta, y mientras ambos estaban en un auto estacionado en una estación de servicio, el acusado “tocó y besó por la fuerza” a la menor, “tomándola de las manos para que no pudiera defenderse”. Tiempo después y estando la niña sentada en el asiento del acompañante de un vehículo del imputado, éste “colocó sus labios en los de la víctima, mientras por encima de la ropa le tocaba sus partes pudendas; amenazándola con que no diga nada porque le iba a hacer algo a sus hermanos”.
El imputado había tenido una relación de convivencia de una década con la madre de la menor y en la pareja hubo situaciones de violencia. La víctima dijo que al ser su padrastro de “carácter violento no sabía cómo proceder frente” a esas y otras agresiones similares; la denuncia fue realizada por ella junto a su padre.