Condenan a un policía

PERSECUCION A LOS TIROS

Por haber perseguido temerariamente a un motociclista y haberle disparado con su escopeta reglamentaria, el policía Adrián Esteban Watson (32) fue condenado a cinco meses de prisión en suspenso.
En un juicio abreviado, el juez Gastón Boulenaz lo consideró responsable de las lesiones que le produjo a Nicolás Alejandro Fernández, hecho agravado por el uso de arma de fuego y porque el imputado es miembro de la fuerza policial. El magistrado entendió que hubo “exceso en el ejercicio de su autoridad”.
El 9 de agosto de 2015, Fernández circulaba en su Honda Wave por la calle Pampa casi avenida Belgrano cuando fue interceptado por un vehículo policial ocupado por Watson y otro policía, Roberto Nicolás Rosignolo (32). El motociclista, que carecía de carné de conducir, decidió escapar de los efectivos que comenzaron la cacería en contramano por varias calles de Villa Alonso. Todo terminó cuando Watson sacó su escopeta reglamentaria tipo “Maverick” y desde la ventanilla del auto efectuó varios disparos con postas de goma con tan buena puntería que hirió a Fernández en ambas piernas, a la altura de los gemelos.
Durante dos años, Watson deberá fijar residencia y someterse al Ente de Políticas Socializadoras, de acuerdo a lo convenido entre el fiscal general Guillermo Sancho y el defensor particular José Mario Aguerrido. El policía aceptó su culpabilidad y la víctima también dio su consentimiento al juicio abreviado.

Absuelto.
Durante el juicio, el fiscal Guillermo Sancho solicitó la absolución de Rosignolo tras quedar demostrado que su compañero fue el único que había disparado. “La existencia histórica del hecho y autoría de Watson encuentran sustento en las pruebas recopiladas durante la investigación fiscal preparatoria, toda vez que desde su inicio se desprendió que los disparos con postas de goma fueron efectuados por una sola persona y desde el interior del móvil policial. El propio denunciante expresó dicha circunstancia, conforme surge de su declaración testimonial prestada en sede del Ministerio Público Fiscal”, expresó el juez en el fallo.
“Lo expuesto también encuentra sustento en la propia declaración de imputado Watson, quien al ejercer su derecho de defensa refirió que el cabo Rosignolo era quien conducía el rodado; de modo que el hecho fijado en el presente acuerdo de juicio se corresponde con el material probatorio recopilado -añadió-. Se desprende de lo expuesto, la ausencia de participación criminal respecto de Rosignolo en el hecho denunciado por Fernández”.