Condenaron a dos albañiles

UNA "SEMIDETENCION" Y UNA UNIFICACION

El juez de control Mauricio Piombi condenó por seis hechos a Juan Manuel Jacinto a seis meses de efectivo cumplimiento, bajo la modalidad de semidetención de prisión nocturna, y a Diego David Sánchez Battle, por dos hechos, a tres meses, aunque a él le unificó la sanción con otra condena anterior en una pena única de tres años de efectivo cumplimiento.
Jacinto, un albañil de 27 años, fue condenado a seis meses de prisión nocturna por ser autor de los delitos de robo simple (artículo 164 del Código Penal) y tentativa de robo simple (164 y 42), reiterado en dos oportunidades, y encubrimiento (277), reiterado en dos oportunidades, en concurso real.
Sánchez Battle, también albañil y de 23 años, fue condenado a tres meses como autor del delito de robo simple (164), en grado de tentativa, reiterado en dos ocasiones, todo en concurso real.
En su caso esa pena fue unificada con otra anterior dictada por el juez de control, Fernando Rivarola. El 10 de noviembre de 2014 había sido condenado a tres años de efectivo cumplimiento por los delitos de robo robo calificado en poblado y en banda en dos oportunidades, encubrimiento por receptación dolosa y robo simple en dos ocasiones, en cuatro legajos y en perjuicio de cinco personas. Sánchez Battle hoy permanece en libertad condicional.
La resolución de Piombi fue a raíz de un pedido de juicio abreviado convenido entre el fiscal Carlos Ordas, la defensora oficial María Silvina Blanco Gómez y el defensor particular Gastón Gómez.

Ingreso y fuga.
El primer hecho se registró el 26 de enero de 2014, en los primeros minutos del día, cuando Jacinto y Sánchez Battle ingresaron a una vivienda de la avenida Perón al 4200, y después de forzar una ventana, sustrajeron un televisor LED, dos rifles de aire comprimido, dos cañas de pescar y varios cuchillos. Cuando la policía intentó detenerlos, escaparon en un Renault 11 y se bajaron en un domicilio de Capitán Giachino al 3000, ingresaron a la casa y escaparon por los patios linderos. Sin embargo, dentro del inmueble se secuestraron el televisor y los aires comprimidos.
El segundo hecho se registró el 7 de agosto de 2014, durante un allanamiento a su domicilio, cuando se le secuestró a Jacinto una bolsa que contenía un lechón pelado, un televisor de 32 pulgadas, dos celulares, dos parlantes, un mouse, un control remoto, un cargador de impresora, una bufanda, un bolso, un cable de internet, un cargador, una notebook, dos camperas y un gorro. Todo ello había sido sustraído un día antes de una casa del barrio Santa María de Las Pampas. También se halló en su poder una cámara digital marca y un porta cámara que había sido robado el 13 de enero.
En otro de los hechos, el 27 de septiembre de 2014, a la noche, tras ejercer violencia sobre una ventana de una vivienda de la calle Carman Norte al 1400, Jacinto entró a ella, sustrajo una moto Zanella y fue detenido en las inmediaciones del lugar por la policía.

Compartir