Condenaron al Casino

"VIOLENCIA LABORAL"

El juez de primera instancia, Claudio Soto, condenó a la empresa Casino Club SA a abonarle una indemnización a una empleada que desarrollaba tareas como moza, por considerar que se demostró que su salud se vio afectada por la existencia de “violencia laboral o ambiente laboral hostil”. Desde la Justicia informaron que la sentencia está firme. La mujer, en la demanda laboral que se tramitó en el Juzgado en lo Laboral Nº 2 de Santa Rosa, alegó que sufrió situaciones de acoso laboral de parte de un encargado de sector, a través de un trato arbitrario, de la impartición de “órdenes denigrantes y peyorativas” para realizar tareas impropias de su categoría laboral, de no justificarle inasistencias por razones de enfermedad y de sancionarla con el no pago de esos días. Y concluyó que todo ello “afectó su salud, su dignidad y hasta su patrimonio”.

Hipótesis.
Ante los hechos denunciados, Soto destacó que resulta importante poder distinguir la peculiar “situación de ‘mobbing’ (acoso laboral), terror psicológico, persecución psicológica o acoso laboral, de la de ‘violencia psicológica general’ de un ambiente de trabajo”, porque en las hipótesis de mobbing “la agresión psicológica tiene una dirección específica hacia la víctima, con una intencionalidad subjetiva y perversa de generar daño o malestar psicológico, su destrucción psicológica y consecuente sometimiento o su egreso de la organización empresarial o del grupo”. En cambio, en una segunda hipótesis de “violencia psicológica general de un ambiente de trabajo”, el juez agregó que “alude a un ambiente agresivo, hostil y dañino, que puede ser consecuencia de inadecuados estilos de dirección en el enfrentamiento o tratamiento de las situaciones que se dan en el trabajo diario que afectan a todos o a una gran mayoría de los trabajadores de la empresa”.