“Conexiones no estaban en los planos”

CLOACAS: EL INGENIERO DE JUBETE SE REUNIRA CON FUNCIONARIO MUNICIPAL

Jubete dice tener el equipo y personal especializado para los trabajos, pero necesitan una reunión con el municipio para precisar cuáles y dónde son los problemas. Ahora parece que se reunirán mañana.
El empresario Omar Jubete deslindó responsabilidades en torno a la falta de conexiones domiciliarias en algunos domicilios del Barrio Butaló, y sostuvo que las que no se realizaron fue “porque no estaban en los planos”. El titular de la empresa mostró buena voluntad para terminar con las tareas que sean necesarias y reveló que esta misma semana el ingeniero de su empresa, Mario Ciangón, se entrevistará con el secretario de Obras Públicas de la comuna, Mario Cortina, para avanzar en una solución definitiva del problema.
Cabe recordar que en las últimas semanas algunos vecinos hicieron escuchar sus quejas por la situación, y en la anterior concejales del Frepam volvieron a reclamar por la responsabilidad tanto de la firma ejecutora Jubete como de los ex funcionarios municipales, que pagaron y certificaron la obra de recambio de cañería cloacal del barrio Butaló.

Jubete, “queremos cumplir”.
La obra fue llevada adelante durante la gestión del justicialista Luis Larrañaga, ejecutada por la firma Jubete y controlada por el municipio. “Es un trabajo que está certificado: se cambiaron los ramales que iban por el centro de la calle y las 246 acometidas domiciliarias, que incluían este trabajo; sin lo cual no cumple la función”, dijo Claudia Giorgis, quien responsabilizó a quien fue secretario de Obras Públicas de la municipalidad, Javier Schlegel, aunque este aclaró que ya no era funcionario cuando se hicieron los trabajos.
Ahora el titular de la empresa Jubete, ante una consulta de este diario, aseguró que quieren “cumplir con lo que corresponde, y por el contrario no tener problemas, por eso está previsto esta semana juntarnos con el secretario de Obras Públicas de la municipalidad y hablar sobre las conexiones que están faltando”.
Jubete agregó: “Más vale que queremos cumplir con todo, no tenemos ninguna intención de provocar situaciones problemáticas. Queremos hacer lo que corresponde, porque si hicimos 250 conexiones y faltan tres no va a ser por mala voluntad de la empresa. Lo que pasa es que algunas conexiones no existían, no figuraban en los planos”, indicó. “Es un laburo que vale dos pesos, no es que queremos quedarnos con la plata”, aseguró.

El ingeniero de la empresa.
Por otra parte el ingeniero Mario Ciangón contó algunos desencuentros que impidieron por ahora que se reuniera con Mario Cortina. “Desde el municipio me pidieron, por nota, que me presentara para tener una conversación, y esto fue hace aproximadamente 15 días. Cuando fui, por diversas cuestiones, Mario Cortina no pudo recibirme y me dijeron que me iban a llamar; volví a ir y nuevamente me dijeron que me iban a llamar para poder tener esa reunión”.
Ahora pareciera ser que mañana (miércoles), a las 9, según le confirmaron, tendrá la reunión con el secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Santa Rosa, Mario Cortina.

“Mal uso”.
En cuanto a la obra, Ciangón expresó que “fundamentalmente, lo que nosotros detectamos es que existe un problema de funcionamiento en las cloacas del domicilio por mal uso. Con esto no quiero decir que no haya quedado algún detalle puntual en cuanto a la obra que se ha hecho”, puntualizó.
Con respecto a la conexión dijo que “se reemplazó la cañería principal, de la cañería principal se sacó a la conexión domiciliaria, posteriormente se hizo un empalme con la red existente, o sea que lo que hemos encontrado fueron elementos sueltos dentro de la descarga del domicilio, como barro y cosas propias del uso”.
“Esa obra la hemos terminado hace dos años, por lo tanto nos llama la atención, teniendo en cuenta que, si hubiésemos dejado sin hacer la conexión, si hubiésemos dejado el caño tapado, el problema se debería haber manifestado con anterioridad. Es bastante llamativo”, razonó.

Reunión necesaria.
El ingeniero Ciangón señaló que le expresó a la concejala Claudia Giorgis que la empresa está dispuesta, “así como fuimos a solucionar los inconvenientes en los primeros casos que aparecieron, a dar solución y necesitamos tener un nexo con el municipio que es el dueño de todo el servicio. Tenemos el equipo mecánico, el personal está capacitado, tenemos la gente necesaria para hacer bien las cosas -agregó-, pero necesitamos una charla para saber donde se están presentando los problemas, qué es lo que hay, y no estamos reclamando ningún reconocimiento”, aclaró
“Los trabajos se hicieron hace dos años, y los problemas no se manifestaron de forma inmediata, hay alguna otra causa por la que se está produciendo en este momento. Podría haber problemas en el funcionamiento, inconvenientes de la red con baja velocidad, tal vez algún problema técnico, que debemos estudiarlo conjuntamente con el municipio para establecer que fue lo que pasó”, señaló.
En el final manifestó que “en ningún momento (la empresa) nos negamos a hacer los trabajos, pero antes de tomar intervención queremos tener una reunión con Cortina. No queremos tener inconvenientes con el municipio y menos que la gente los tenga”.

Ediles y quejas de los vecinos
Los ediles Claudia Giorgis, Marcos Cuelle y Félix Villatoro y el viceintendente Jorge Domínguez observaron la semana anterior que personal y maquinaria de la municipalidad realizaron la conexión domiciliaria de una vivienda -en Macachín 57, casi Unanue- y reclamaron por otras que quedaron pendientes. Se hicieron tareas de apertura de la vereda para ubicar la vieja cañería y conectarla con tubos de PVC a la maestra sí reemplazada.
Trabajaron diez operarios de la Dirección de Agua y Saneamiento (Dagsa), una retroexcavadora y un camión desobstructor; y también colaboró una cuadrilla de la CPE por el riesgo de caída de una columna de luz, en peligro por los trabajos de retiro del suelo.
Los concejales le dijeron a este diario que “la obra de cañería cloacal del barrio Butaló se hizo hace dos años y no está cumpliendo su función porque en algunos casos no se hizo la conexión domiciliaria, que sí se había licitado, pagado y cobrado. En otros casos se dejó la vieja cañería desde el caño principal hasta la vivienda. Los trabajos deberían estar a cargo de la empresa y no del municipio”, dijeron ante el despliegue de recursos municipales que hicieron falta para intervenir en el lugar.

Compartir