Conferencia sobre la delimitación de plataforma marítima

La embajadora ante Naciones Unidas María Teresa Kralikas y la abogada especializada en Derecho Internacional Frida Armas Pfirter ofrecieron ayer en la Facultad de Ciencias Humanas de la UNLPam una conferencia sobre “Límite exterior de la Plataforma Continental Argentina”. La primera lleva 36 años trabajando en el servicio exterior de Argentina, mientras que la letrada fue convocada en los noventa, cuando Argentina decidió iniciar la extensa investigación con el fin de delimitar su plataforma continental.
La disertación se realizó en el salón del Consejo Directivo, ubicado en el segundo piso del edificio de la Universidad, en la calle Gil 353. Las visitantes fueron presentadas por la senadora nacional Norma Durango, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, y la profesora Beatriz Cossio, vicedecana de la facultad anfitriona.
Las expertas integran la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (Copla), la cual fue creada en 1997 como el órgano estatal encargado de elaborar la presentación final del límite exterior de la plataforma continental argentina, de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar) y la Ley 23968 (de Espacios Marítimos).
Durango destacó que el trabajo de la Copla constituye una verdadera política de Estado. Kralikas destacó que la aprobación de la ONU al informe argentino logró incorporar 1.700.000 kilómetros cuadrados a la plataforma marina de nuestro país. Argentina presentó la documentación a la ONU en abril de 2009 ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental. Ese apéndice de las Naciones Unidas está conformado por 21 científicos de renombre y depende de la Convención del Mar.
Pfirter aseguró que el pico de mayor trabajo de la Copla tuvo lugar entre los años 2008, 2009 y 2010, cuando su integración llegó a los 57 miembros. “Argentina demostró que hay una prolongación natural del continente bajo el mar. La plataforma abarca solo el lecho y el subsuelo. En el caso de las aguas, después de las 200 millas marinas, es alta mar y ahí no tenemos jurisdicción”, explicó la especialista en Derecho.
Brasil y Uruguay también realizaron sus presentaciones pero aún no fueron analizadas. Chile está terminando de realizar sus estudios, al igual que Ecuador, mientras que Perú no ha manifestado interés en avanzar sobre los suyos.
Kralikas explicó que la delimitación en el caso argentino no incluye a las Islas Malvinas, Georgias, demás islas del Atlántico Sur y la Antártida Argentina, puesto que estos territorios tienen conflictos limítrofes, por lo cual no fueron analizados. “La fracción aprobada comienza en el Río de la Plata y se extiende hasta el golfo de San Jorge, frente a Comodoro Rivadavia. Eso le permitió a la Argentina incrementar su territorio en más de 1,7 millones de kilómetros cuadrados”, explicó.

Compartir