Contra la venta ambulante

LA CAMARA DE COMERCIO ELEVO UN PROYECTO AL CONCEJO

La Cámara de Comercio, Industria y Producción de La Pampa presentó un proyecto de ordenanza en el Concejo Deliberante para regular la venta ambulante en la ciudad. El objetivo es eliminar del centro santarroseño a los trabajadores informales que venden artículos de todo tipo.
El argumento de los comerciantes no es nuevo, ya que apuntan a la competencia desleal que significan ese tipo de puestos de venta ambulante para los comercios que tributan tasas al municipio e impuestos ante la Dirección General de Rentas (DGR) de la provincia y la Administración Federal de Impuestos Públicos (AFIP).
“La comercialización de artículos varios que no cumplen con normativas impositivas nacionales, provinciales y municipales, como así tampoco con el debido control de su origen afecta en forma directa la actividad comercial local”, dice la iniciativa.
Añaden que los puestos de venta ambulante colocados en las veredas obstruyen el tránsito peatonal y vehicular y llega a poner en riesgo la vida de las personas. También que existen leyes que impiden el uso con fines de lucro de los espacios públicos, como las veredas, plazas, banquinas y rotondas de avenidas y rutas de acceso.
La propuesta de la entidad empresaria es una ordenanza que permita hasta dos puestos de venta en la vía pública por cuadra (que no vendan el mismo producto) y únicamente en las zonas que se establezcan por resolución del Ejecutivo municipal. A su vez, los artículos puestos a la venta deberán ser de factura artesanal, comercializados por el propio artesano, y autorizados por el Consejo Municipal de Artesanos.
Otro de los artículos propuestos por los comerciantes pretende que se prohíba la instalación de puestos de venta de golosinas y emparedados en la vía pública, excepto en el Parque Don Tomás y en los espacios feriales municipales. Lo mismo para quienes tienen vehículos que funcionan como puestos de venta ambulantes.
A su vez, se elimina la autorización a vendedores de artículos varios por tratarse de un concepto vago e indefinido, ya que no establece con precisión qué artículos pueden comercializarse, situación que deja abierta la posibilidad de vender cualquier producto.