Controlaron 51 mil autos y hubo menos accidentes

En los primeros cincuenta días de la puesta en marcha del Operativo Vida, y cuando todavía falta un mes para su finalización, las autoridades policiales están conformes con el trabajo desarrollado entre diciembre y enero. Y destacaron que en ese período, los números tanto de accidentes como de heridos y víctimas fatales han disminuido con respecto a temporadas anteriores. Desde el 12 de diciembre del año pasado, en que comenzó el operativo estival, hasta el 31 de enero, se produjeron en las rutas pampeanas 47 accidentes, de los cuales 29 fueron con lesionados y se registraron 10 víctimas fatales. Esto en el marco de unos 51.188 rodados controlados en distintos puntos del territorio provincial en los que viajaban 147.808 pasajeros. También se realizaron 297 infracciones de tránsito a esos vehículos.
Las estadísticas de los años anteriores muestran la disminución en la cantidad de siniestros y víctimas por accidentes de tránsito a raíz de una mayor prevención en las rutas y caminos. En los primeros cincuenta días de la temporada anterior, 2011-2012, hubo 49 accidentes y 43 fueron con heridos. Si bien el número de víctimas fatales había sido en este caso menor, y llegaron a 7. Mientras que en el período 2010-2011 el número de accidentes fue de 60 y las muertos en siniestros viales fue de 14. En la temporada 2009-2010, para el mismo lapso, las víctimas fatales habían llegado a 12.
Roberto Castro, jefe del Departamento Operaciones, afirmó que el número de víctimas fatales que se han registrado en La Pampa a causa de siniestros en las rutas fue la más baja entre todas las provincias del país.

“Buena prevención”.
El comisario Castro aseguró que el Operativo Vida “funciona bien” y constituye una buena medida de prevención de siniestros viales en la temporada alta de turismo. “Tenemos que lamentar diez víctimas fatales, pero realmente el incremento en el flujo vehicular es impresionante”, dijo.
Esta temporada, además de los veinte puestos camineros fijos ubicados en las distintas rutas, los controles se realizan con retenes móviles en Caleufú (acceso y ruta 4), Parera (ruta 9 y 188), Intendente Alvear (cruce de rutas 1 y 2), Quemú Quemú (acceso y ruta 1), Embajador Martini (acceso y ruta 35), Hilario Lagos (cruce entre rutas 188 y 101), Metileo (cruce entre 7 y 102), General San Martín (cruce de rutas 35 y 1), Guatraché (acceso y ruta 1), Ataliva Roca (ruta 35), Paraje El Carancho (ruta 152), La Adela (ruta 154) y Algarrobo del Aguila (acceso y ruta 151).
Además se realizan patrullajes en las rutas con vehículos policiales, como los que circulan entre las 8 y las 20 por la ruta 5, entre Santa Rosa y Catriló; por la ruta 35, desde esta capital hasta Perú y también hasta Eduardo Castex; por la ruta 143 desde El Carancho hasta el acceso a Chacharramendi; por ruta 151, desde 25 de Mayo a Puelén y desde Puelén hasta el kilómetro 237; por la ruta 20, entre Chacharramendi y 25 de Mayo, y por la 188, entre los puestos camineros Fortín Pampa, en el límite con Buenos Aires, y Chamaicó, en el límite con San Luis.
El operativo se extenderá hasta el 1º de marzo. Las tareas que se realizan en los controles fijos y móviles son supervisadas, informó Castro, por vehículos del Departamento de Operaciones que viajan permanentemente para verificar el trabajo de los efectivos.

“Un error de diseño”
LA ARENA publicó hace unos días que la Policía provincial, en los puestos camineros, estaba entregando un mapa con una serie de errores. Se trata de un folleto, un tríptico, que además de recomendaciones para los conductores contiene una imagen de la provincia. El mismo contenía casi una decena de errores, por ejemplo, en cuanto a la demarcación de las rutas pavimentadas y las de tierra.
“En realidad, son folletos ilustrativos. Puede haber algún error de diseño, pero si realmente le volcás toda la información necesaria no se lee nada. Puntualmente, lo que nosotros reflejamos son los puntos de interés, como los puestos camineros, donde el turista puede recibir información de cualquier índole. Esos están bien detallados, sin errores”, argumentó el comisario Roberto Castro.