Cornejo apuesta a que Macri “convencerá” a La Pampa

PORTEZUELO

El gobernador Alfredo Cornejo consideró ayer que en caso que La Pampa, u otra provincia del Coirco, no acepte las normas de embalse y desembalse de la represa Portezuelo del Viento, será el presidente Mauricio Macri quien intercederá y decidirá a su favor. Un día después que el Congreso de la Nación condicionara la financiación de la represa a la aprobación del órgano de cuenca, Cornejo anunció que en menos de un mes su provincia dará a conocer las normas de manejo de agua que piensa aplicar.
En declaraciones que ayer realizó al portal Sitioandino, Cornejo habló de Portezuelo del Viento en la inauguración de la una fábrica en la ciudad de Guaymallén. Dijo que el proyecto de la presa hidroeléctrica Portezuelo del Viento está aprobado desde el año 1973 por el Coirco y que ahora resta firmar el que rubrique aquel acuerdo. Según reveló, ésa era la intención para la cumbre de gobernadores que el jueves iba a realizarse en Buenos Aires y que se suspendió debido a la ausencia de la gobernadora María Eugenia Vidal. (NdeR: la fecha que quizá haya mencionado Cornejo sería el año 1976, cuando se aprobó el Tratado del Río Colorado y de allí surgió el Coirco).
“Lo que debe sí aprobar el Coirco -sostuvo- es el plan de manejo de agua a partir de la represa Portezuelo del Viento. Tenemos que hacer una propuesta que es ambiental que la está preparando Irrigación y creemos que para fin de año vamos a tenerla. Es una propuesta de cómo se va a manejar el agua”.
“La represa va a tomar el agua pero tenemos que ver cómo la devuelve una vez generada la energía eléctrica y en qué forma. Ese plan de manejo del agua repercute en el resto de las provincias”, explicó el gobernador.

Mucha energía.
En cuanto a la polémica generada por un eventual rechazo de La Pampa a la obra, el mandatario se mostró confiado de que Macri se inclinará a favor de Mendoza: “Se especula mucho con que La Pampa no va a aprobar. El Coirco tiene un mecanismo que si las provincias intervinientes, unánimemente lo votan al proyecto, está aprobado. Pero si hay alguien que disiente, arbitra el Presidente de la Nación y el Presidente de la Nación quiere hacer Portezuelo del Viento, él es el que ha priorizado la obra. Es una obra que ya tiene proyecto”.
“Genera mucha energía y la verdad que Argentina tiene problemas de energía. Nosotros estamos muy confiados que finalmente el presidente Macri va a ir en la dirección de convencer a La Pampa, si es que a La Pampa no lo convence el plan de manejo de agua nuestro”, concluyó Cornejo.

“Aparecieron los planes”
El secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Javier Schlegel, saludó que “de golpe aparecieron los planes de manejo” de la represa mendocina, una información que Coirco espera pacientemente y sin la cual no hará ningún movimiento legal ni técnico a favor de la obra. “También necesitamos las normas de llenado y el estudio de impacto ambiental”, aclaró el funcionario pampeano.
El anuncio de Cornejo parece reflejar que la acción de los diputados pampeanos en el Congreso Nacional -donde introdujeron cambios al artículo 83 del Presupuesto Nacional 2017- repercutió fuerte en Mendoza. No fue un gran estruendo pero si un buen sacudón.
Mendoza nunca dijo que no fuera a presentar las normas sino que siempre dilató la definición y ante cada consulta, respondía que las estaba elaborando. Que ahora el gobernador Cornejo le ponga un lapso perentorio a la presentación significa que el mandatario receptó el mensaje: hasta que Coirco no diga que sí, Portezuelo no podrá avanzar al próximo casillero.
Por ello, fue atinada la observación de Schlegel cuando sostuvo que en Mendoza “empezaron a hacer los deberes” y por eso están apurados en terminar esa documentación. La frase de Cornejo de que el manejo que se haga de la represa “impactará en las otras provincias” muestra también que los técnicos cuyanos saben que el programa que presenten deberá convencer no solo a La Pampa -quizá el actor más débil en esta obra- sino también seducir a peso pesados como Buenos Aires y Río Negro, dos jurisdicciones que tienen muchas áreas bajo riego y poblaciones sobre la costa del Colorado.

Compartir