Cornejo tampoco habla de comité de cuenca

EL GOBERNADOR MENDOCINO ACUSO A VERNA DE "HACER SHOW" CON EL ATUEL

Para el gobernador mendocino, la solución al conflicto por el Atuel se limita a hablar de obras y de quién las financiará. La Pampa en cambio quiere hablar de comité de cuenca y de manejo conjunto.
El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, acusó a su par pampeano, Carlos Verna, de “hacer show” con el tema del río Atuel y consideró que “no lo veo con ganas de resolver el asunto”. Cornejo aseguró que “yo nunca dije que iba a ir” a la reunión que convocó la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, y evitó hablar de comité de cuenca.
El mandatario mendocino hizo declaraciones tras participar de los actos oficiales por el 102º aniversario del departamento de General Alvear, uno de los principales departamentos del sur mendocino y donde se concentra un fuerte foco de resistencia a cualquier entendimiento con La Pampa por el río Atuel.
Estas son las primeras consideraciones del mandatario mendocino luego de la frustrada reunión del miércoles 10 en Buenos Aires. Cornejo señaló que “Verna fue a la Corte por temas ambientales cuando él sabe que los problemas ambientales los tenemos en el origen del agua, que son los glaciares. Nosotros también estamos sufriendo los mismos problemas, donde hay hectáreas que tienen derecho de agua y no pueden regar”.
Cornejo aseguró que “yo les informé que la vicegobernadora, Laura Montero, iba a llevar adelante el tema del Atuel y después dicen que no fui; que les hice un desplante, cuando yo nunca dije que iba a ir”.
Esta afirmación revela un desinterés del gobernador mendocino por involucrarse de lleno en el asunto y buscar acuerdos sobre este largo conflicto. La invitación que había formulado el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa, estuvo dirigida a su persona. Esa tarde, el propio Bereciartúa se sorprendió al enterarse que en lugar de Cornejo iría Laura Montero, la vicegobernadora mendocina.
Algunos medios de comunicación mendocinos dieron cuenta de “la cara de incredulidad” con que el subsecretario nacional recibió la información, poco antes del inicio del encuentro, de la presencia de Montero y no de Cornejo.

“Más malo y más bueno”.
Según los dichos de Cornejo en General Alvear, Verna “pone más hincapié en el conflicto que en la solución y la misma requiere de obras como Portezuelo del Viento y el Trasvase; se requiere de fondos y no de ver quién es más malo y más bueno”.
Nada dijo de un manejo conjunto de las aguas o de sentar las bases de un comité de cuenca, que es el reclamo de La Pampa. La mención a Portezuelo del Viento no es casual, ya que esta obra es una de las “niñas mimadas” de su gestión y una de las apuestas fuertes de la actual gestión.
El tema del trasvase del río Grande al Atuel está atado a Portezuelo, y como se ha dicho en numerosas oportunidades, está “congelado· por la propia provincia de Mendoza, que comunicó al comité de cuenca del río Colorado que de momento no avanzará con el tema.
Sin embargo, Mendoza y sus dirigentes políticos lo resucitan cada vez que necesitan mostrar argumentos para contrarrestar, o esquivar, los planteos pampeanos.

“Actitud conflictiva”.
La vicegobernadora Montero utilizó la red Twitter para disparar munición gruesa contra La Pampa y Verna en particular por el fracaso de la reunión del miércoles. “Al parecer, le conviene políticamente mantener el conflicto con Mendoza que solucionarlo”, sostuvo la mandataria.
En su cuenta de Twitter señaló que “la actitud pampeana fue y es constantemente conflictiva e intransigente. Esperamos otra actitud y soluciones con obras” y cuestionó la postura pampeana por su planteo “sin fundamento técnico ni lógica hidrológica o ambiental”.
Dijo que La Pampa no invierte en obras ya que “tiene agua disponible del río Colorado, pero no la usó en décadas”, que los sucesivos gobiernos provinciales “han excluido de sus políticas el desarrollo de alternativas de suministro” y que La Pampa “dio de baja proyectos incluidos en planes nacionales de infraestructura”.
En contraposición resaltó la impermeabilización de “más de 132 kilómetros” de canales y el riego “de más de 7.600 hectáreas”, y sostuvo que “200 mil mendocinos” del oasis sur intentan recibir agua del Atuel. “No son tenidos en cuenta por La Pampa, ¿y sus derechos?” preguntó.