Dan de alta a la apuñalada

EL AGRESOR NO APARECE

La mujer que fue apuñalada con un destornillador por un joven que ingresó a su casa para robarle fue dada de alta del hospital Lucio Molas adonde estaba internada. El hecho ocurrió el lunes cerca de las 8.30 en una casa ubicada sobre la calle Río Quinto del Barrio Néstor Kirchner. Carlos Ordas, fiscal a cargo de la causa, omitió ayer brindar información sobre la investigación pero dijo que “está bastante avanzada”. No obstante el agresor de la mujer, aún sigue sin estar identificado.
El lunes por la mañana, un joven de entre unos 20 y 25 años, tocó la puerta de la vivienda de la mujer para pedirle un vaso de agua. Una vez adentro del domicilio reveló sus verdaderas intenciones: de entre sus ropas sacó un destornillador y comenzó a amenazar a la mujer. Después le provocó un corte en el tórax, otro en la espalda y el último en el brazo.
Luego del ataque, desesperada, la mujer comenzó a pedir auxilio. Fue una vecina la que escuchó los gritos y llamó a la policía. El desconocido se fue del lugar con apenas 220 pesos, llevándose también el destornillador.