Tecnotren

HAY QUIENES CONSIDERAN QUE UN TREN INTERURBANO PODRIA MEJORAR LA SITUACION

Si algo tienen de positivo las redes sociales es la posibilidad que hay para debatir (y comentar) los temas coyunturales que forman parte de la agenda política y mediática provincial. En los últimos días, tras un artículo de LA ARENA en donde se daba cuenta de la intención de crear una vía alternativa a la avenida Perón ante el colapso vehicular (por la calle Berón) y un lector propuso poner en marcha entre Santa Rosa y Toay el “TecnoTren”, un invento argentino que prevé la utilización de las vías del ferrocarril para implementar un servicio interurbano con un alcance de hasta 60 kilómetros de distancia. Esta sugerencia prendió en la ciudadanía que, preocupados por la circulación, los siniestros viales y otros temas, expresaron sus voluntades.
“¿Colapso? Es la capital y no veo que sea así. ¿Hay embotellamientos?”, dijo Carlitos.
Preocupada por la situación financiera de la comuna, Jessica comentó: “¿Con qué plata?” (van a hacer el tren). Hugo vio con buenos ojos el proyecto: “Doce kilómetros. Las vías están ¿No es posible repararlas y que corra un tren? Es buena idea”. Analía, tiene otra posición: “Deberían empezar por poner en condiciones las colectoras y después pensar en otra alternativa”.
Alfonsina corrió el eje, y enfrentó dos problemáticas distintas que afectan a la ciudad: “Que arreglen las calles de la ciudad y las cloacas que son un asco. Y se preocupan por una colectora nueva ¡Dios!”. Al igual que Alfonsina, para Vanina son más importantes las obras sanitarias: “Señor Intendente arregle las cloacas primero eso es lo más urgente. El resto puede esperar. Mi casa se inunda adentro de mierda. Tengo una criatura y no debo ser la única. La salud primero”.

Más voces.
Horacio también aportó su mirada: “No sería nada extraño que se largaran a hacerla (a la calle alternativa). Esa sería otra prueba de que a los malos gobernantes les interesa solo las obras que se están arriba, las que se pueden ver, las que impactan”.
Fran también celebró la idea del tren interurbano: “Sería buenísimo. Las vías están y existe un tren que se llama TecnoTren, invento argentino justamente para poder utilizar las vías abandonadas. Pero claro, con la construcción de una calle, avenida, se pueden chupar unos mangos. Lo que pasa siempre con la obra publica”.
Otra vecina que no dio su nombre expuso: “¿No tienen ni 2 pesos y quieren hacer una ruta más? Sácame el impuesto al riego que hace 6 meses que no pasa el regador ni cerca por el barrio El Faro. Pago 137 pesos de riego”.
Pablo dijo que también es importante mejorar otras calles: “Empiecen por asfaltar la Juana Azurduy, se descongestiona el tramo que va desde el Changomás a la avenida Uruguay que es lo más congestionado”.
Fernando señaló que “sería bueno que vayan proyectando una bici senda para aprovechar la movida” en tanto que Gladis dijo “Que se haga realidad! Lo antes posible (el proyecto del tren)”.
Román reflexionó sobre el uso de los autos: “El tren no sirve porque lo van a usar los mismos que hoy usan el colectivo, los que tienen auto van a seguir usando el auto. Descongestión cero”.

De fabricación argentina
Tecnotren es un fabricante argentino de ferrobuses, ubicado en El Talar, General Pachecho, provincia de Buenos Aires. Sus productos están diseñados para ser vehículos de muy bajo costo para uso en zonas rurales del país, donde la privatización del ferrocarril y el consiguiente deterioro de la red dejan pequeños pueblos rurales aislados. Una solución posible al problema de la ausencia del ferrocarril.
La firma argentina, denominada Tecnotren, fue diseñada por Jorge Beritich, un antiguo fabricante de carrocerías que concibió y construyó un vehículo para circular por vías de ferrocarril abandonadas.
Beritich diseñó un prototipo llamado Microtren en 2003, pero no pudo ser probado hasta 2007, cuando los microtrenes hacían viajes cortos en general Mansilla, rebautizada Bartolomé Bavio por sus habitantes, una de las estaciones de la línea que se unieron a La Plata con Las Pipinas en el sureste de la provincia de Buenos Aires. La línea se había cerrado en 1978. La página web de Tecnotren (www.tecnotren.com), menciona las distintas virtudes del transporte. Expresa “bajo peso logrado por un diseño innovador de carrocería autoportante (sin chasis), fabricada integralmente en materiales compuestos (PRFV). Gran resistencia estructural. Excelente aislamiento termo- acústico, facilidad de reparación, gran resistencia a los factores climáticos y el paso del tiempo”.
También especifica que es “propulsado por un motor diesel aspirado de apenas 70 CV de potencia, proporcionando un viaje confortable (suspensión neumática y caja automática) y seguro (freno a disco con accionamiento neumático). Su baja potencia implica una contaminación mínima por pasajero, convirtiéndolo en un vehículo ecológico”.