Deben forestar un 2% en campos cordobeses

NUEVA NORMATIVA

Los campos productivos de la provincia de Córdoba deberán tener el dos por ciento de su superficie forestada, y no podrán incluir especies exóticas y autóctonas que puedan invadir ecosistemas y afectar el bosque nativo. Esas son las claves de la nueva ley agroforestal que aprobó la Unicameral de esa provincia. El gobierno local apunta a tener en 10 años 250.000 hectáreas forestadas.
En Córdoba también se creó el Plan Provincial Agroforestal, para promover el desarrollo sostenible y mejorar la situación social, ambiental, paisajística y de producción.
La norma establece que en una década, los campos productivos deberán tener como mínimo un dos por ciento de su superficie “con cobertura vegetal arbórea o de forestación, conforme lo establezca la reglamentación”.
“La superficie forestada puede incrementarse hasta el cinco por ciento del total cuando los indicadores y características edafoclimáticas (suelo y clima) del predio y la región así lo aconsejen”, agrega la norma.
La autoridad de aplicación deberá elaborar y mantener actualizado un listado de especies recomendadas, teniendo en cuenta la ecoregión y la problemática ambiental.
La ley prevé que el productor tendrá la obligación de presentar un plan forestal y “cumplirlo gradualmente al cabo de cinco años”. El incumplimiento contempla sanciones que se aplicarán sobre el impuesto inmobiliario rural, con multas que pueden alcanzar hasta el 100 por ciento del valor del mismo.

Otra mirada.
La Coordinadora Ambiental y Derechos Humanos de Sierras Chicas tiene otra interpretación. Planteó que la ley es un “instrumento de fomento económico al establecimiento de monocultivos de pino y eucalipto, mediante el cual el Estado bonifica la plantación de estas especies exóticas para Córdoba, invirtiendo millones en la compra de árboles misioneros clonados y beneficiando a grupos económicos”.

Desde ayer.
Lo cierto es que la nueva normativa quedó vigente ayer, tras la publicación en el Boletín Oficial. Bajo la Ley 10.467 se pone marcha la iniciativa que obliga a que, como mínimo, el dos por ciento de las superficies agropecuarias tengan árboles.
De este modo, el gobierno provincial de Córdoba parece estar un paso adelante en materia de sustentabilidad y lucha contra el cambio climático, y una muestra de ello es la sanción de esta ley provincial, que pone marcha la iniciativa por la cual será obligatorio que el 2% de las superficies agropecuarias tengan árboles.
Los objetivos detallados en la Ley indican que el “Plan Provincial Agroforestal” tiene por fin:
a) “Promover el desarrollo sostenible y mejorar la situación social, ecológica, paisajística y de producción de las diversas áreas de la provincia; b) Promover y complementar la producción en el marco de las Buenas Prácticas Agropecuarias, ayudando a prevenir y evitar los procesos de erosión eólica o hídrica, favoreciendo la infiltración, reducción y consumo de excesos hídricos;
c) Incentivar la protección de los suelos; d) Mejorar la calidad del aire y del agua; e) Mejorar el entorno rural, urbano y la calidad de vida de la población cordobesa mediante la implantación o enriquecimiento con especies forestales que pueden ser aprovechadas con el concepto de uso múltiple, asegurando la persistencia del recurso con un criterio de conservación y manejo forestal sostenible, de acuerdo a las Buenas Prácticas Forestales y de la producción con conservación de los recursos naturales, y f) Contribuir a la conservación y restauración de la biodiversidad a los fines de preservar los beneficios ecosistémicos, tales como hábitat de polinizadores naturales y refugio de fauna nativa”.