Definen pago de suma fija

La paritaria estatal tendrá hoy un nuevo capítulo cuando a las 18, en la Sala “Mechi” Mario, del tercer piso de la Casa de Gobierno, se reúnan funcionarios del Ejecutivo provincial y representantes de la Intersindical. A pedido de la parte sindical, de acuerdo a lo previsto en el acta acuerdo de principios de año donde se dejó constancia de un nuevo encuentro en el año, la principal expectativa gira en torno a la suma fija que se le pagará a los agentes de la administración pública.
El pedido gremial es de cuatro mil pesos, pagaderos en dos cuotas de dos mil en diciembre y enero, mientras que el propio gobernador Oscar Jorge dejó entrever que ese pago extra ascendería a dos mil pesos, tomando en cuenta los 1.500 pesos que en ese concepto se pagó en enero, a lo que sumada la inflación (y un poco más, según el mandatario) daría una suma cercana a la mitad de lo demandado.
Desde la Intersindical hicieron notar que en noviembre hubo otro pago “extra” de 500 pesos.

Empleados.
Son 40 mil los agentes activos, pasivos y municipales, que cobrarán esa suma, lo que cuantifica el esfuerzo a realizar por la Provincia y su correlato presupuestario. Pero esto también es refutado, en parte, por los gremios: consideran que debería pagarse a los empleados pero no a los funcionarios.
“Un agente que cobra cinco mil pesos, hablar de dos mil tiene cierta significación, pero para el funcionario que cobra 15 mil ó más, esa cantidad no incide en nada. Lo justo sería que el pago extra fuera para los que menos cobran”, expresó uno de los representantes de los gremios estatales.
Pero este no es el único tema que conformará la agenda sindical, son varios los reclamos vinculados a convenios caídos en distintos ámbitos del Estado, recálculo de haberes jubilatorios, el paso de sumas en negro al básico, la situación de los ex 2343 de cara a su jubilación, entre otros tópicos que la Intersindical espera sean considerados para su discusión en paritarias.
A nivel de las bases, mediante asambleas se dispuso delegar en la mesa chica de la Intersindical la recopilación de los temas que conformarán la agenda de la paritaria. Si la respuesta oficial no los satisface, a modo de advertencia, desde los gremios se anticipó que se profundizará la protesta y se llegará a un fin de año plagado de conflictos.

Dinero.
No obstante, se dejó en claro que “no se rechazará ninguna propuesta que implique dinero para el bolsillo del trabajador; en todo caso, lo que ofrezca el gobernador será volcado a las bases para definir los pasos a seguir”.
Jorge ha reiterado que la pauta salarial fijada para este año (26 por ciento) no merece correctivos, dado que no hubo un pico inflacionario que justificara su modificación, y que el cúmulo de reivindicaciones de los trabajadores merecen un tratamiento particularizado, dando a entender que el ámbito es el de la paritarias sectoriales, instrumento que no se activó en éste, su primer año de aplicación.
Desde la Intersindical, se insistirá con la depreciación del poder adquisitivo de los estatales y era intención llevarle al gobernador y a sus ministros un relevamiento de precios de productos de la canasta básica para justificar la demanda de una recomposición salarial real. “Aunque con el aumento en los combustibles, esos precios ya son viejos”, se aclaró desde la Intersindical.