Demandarán a la empresa y a ex funcionario y harán nueva obra

CLOACAS DEL BUTALO

“Estamos cerca de tener que hacer toda la obra de nuevo. Queda por definir si el troncal está bien o también hay que incluirlo”, dijo ayer el intendente Leandro Altolaguirre en diálogo con LA ARENA. Minutos antes de la conversación, en un parte de prensa, la comuna informó sobre la contratación de un especialista y la conformación de una comisión que estudiará la obra de cloacas que realizó la empresa Jubete durante la gestión de Larrañaga en el barrio Butaló II.
La constructora fue objeto de una serie de denuncias públicas por parte del bloque de concejales del Frepam, donde se la acusó de graves irregularidades. El mes pasado, una serie de reuniones entre ingenieros de la firma y el secretario de Obras Públicas, Mario Cortina, parecían indicar que el conflicto se encaminaría a una solución, pero semanas después el propio jefe comunal aseguró que junto con los estudios sobre lo realizado, se está avanzando hacia la presentación de una demanda judicial contra Jubete y los ex funcionarios responsables por los perjuicios ocasionados a los vecinos y a la propia comuna.

Lejos del pliego.
“Se alejaron de lo establecido en el pliego. Los codos están hechos a 90º y cuando debían estar a 45º”, aseguró el jefe comunal.
Los fondos para encarar los trabajos que determine la comisión saldrán, según explicó el jefe comunal, de los previstos en las obras de mitigación que realizará la Provincia y Nación, mientras avanza la concreción del Plan Director de Aguas y el de Saneamiento, obras de largo plazo que se financiarán a través de un crédito que el Estado nacional contraerá con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
“En las obras de mitigación está previsto el cambio de la cañería de agua potable del Butaló II, por el deterioro que tiene la red. Junto con eso, realizaríamos lo de las cloacas, para darle una solución definitiva a los vecinos”, sostuvo.

Una comisión.
Ayer, la comuna informó que requirió el aporte de un experimentado ingeniero que viajó especialmente la semana pasada a la ciudad para reunirse con la comisión convocada por el Intendente para definir la obra que se necesita en el Butaló II. El experto en cuestión es Néstor Giorgi, especializado en aguas y con una experiencia de 40 años en Obras Sanitarias de la Nación, según el parte de prensa oficial.
Junto a él, la comisión está integrada también por otro ingeniero, Pablo de Dios Herrero, director de Planeamiento; el especialista en Hidrología, Carlos Camilletti (geólogo); la ingeniera Celina Opezzo (asesora), la concejala Claudia Giorgis y el edil Jorge Domínguez.
El grupo se reunió ayer en el despacho de Altolaguirre. La intención de las autoridades municipales es determinar qué sirve de la obra realizada hace dos años en el barrio. Desde el municipio se aseguró que ya está comprobado y, además, reconocido por la empresa ante el municipio que las 246 conexiones domiciliarias no se realizaron como marcaba el pliego y como efectivamente fueron cobradas.

Recorrida.
Giorgi recorrió el barrio Butaló junto a los especialistas locales. Giorgis comentó que el ingeniero ya solicitó una limpieza a fondo de las bocas de registro con una planilla de datos a relevar para poder probar la cañería principal. Incluso fue quien marcó, al mirar fotos de la realización de la obra, que las conexiones a 90 grados eran incorrectas, puesto que producían serios problemas de obstrucción. “Habrá que determinar si las cañerías centrales sirven o no”, señaló Giorgi. De ese modo se determinará si algo de la obra se puede rescatar o si será necesario rehacerla por completo.
“La Municipalidad demandará judicialmente por los perjuicios generados a la ciudad y reclamará un resarcimiento económico a la empresa y a los ex funcionarios municipales. Los recursos se necesitan ya, si queremos atender la emergencia sanitaria que produce”, se informó en el comunicado.

Compartir