Demolición y cercado del Molino Werner

Se mantienen las negociaciones entre la Caja de Previsión Profesional y el municipio santarroseño, para definir el destino de las instalaciones del ex Molino Werner. El presidente de la institución, dijo que por los altos costos que genera la vigilancia policial, se decidió demoler las áreas más propensas al derrumbe y se cercará el predio, hasta que se decida su próximo destino.
El anuncio se realizó ayer pasadas las 13, en la sede de la Caja de Previsión Profesional ubicada en la esquina de la avenida San Martín y Rivadavia. El vocero oficial fue el presidente, Luis Antonelli, que estuvo secundado por otros miembros del directorio.
Inicialmente, Antonelli quiso aclarar que pese a la situación, tienen intenciones de continuar las posibles negociaciones con el municipio. Esta situación llevó a que la comuna local ofreciera en más de una oportunidad, terrenos que posee para que la Caja entregue el predio del Molino y darle, en todo caso, un fin social.
Tal como reconociera Antonelli, diversas cuestiones de índole económica y jurídica, llevaron a que el directorio no aceptara las diversas ofertas que envió el municipio. Por este motivo, indicó que la decisión luego de haber encargado la realización de varios estudios en el interior del predio, fue demoler las partes sensibles (que incluirían las áreas periféricas) que generan más riesgo de caída y también cercar el sitio, para evitar el ingreso de cualquier persona.
De esta forma, aseguró que evitarían mantener la guardia policial que se encuentra allí apostada, por los altos costos que le genera a la institución y así cumplir con su responsabilidad cívica de evite cualquier problema en el interior del Molino. También señaló que aceptarían la apertura de calles, para darle más vida a la zona, pedido que también fuera efectuado por los vecinos del barrio lindero.
Antes de culminar, Antonelli no descartó que desde el municipio se vayan a realizar otras ofertas y se mantengan las tratativas para resolver el conflicto. Lo que sí dejó entrever es que han existido particulares, locales y foráneos, que tuvieron intenciones de realizar inversiones en el predio, "pero no hay celeridad desde la sociedad para agilizar los trámites que se solicitan y eso cansa a la gente".
Desde la Caja se manifestó que no existe por ahora, ningún proyecto que pretenda dar uso a las instalaciones del Molino y aguardarán la próxima comunicaciones desde la comuna capitalina para resolver en el futuro.