Denuncia a chofer imprudente

El denunciado es el conductor de un micro de larga distancia y el caso se registró en la ruta nacional 5 entre Lonquimay y Santa Rosa. El hombre, en un momento, hablaba por dos aparatos a la vez.
La Fundación "Estrellas Amarillas" denunció ante los entes reguladores del transporte al chofer de una empresa que fue fotografiado mientras hablaba por celular cuando conducía un micro de larga distancia en la ruta nacional 5. En las imágenes, que fueron tomadas por un usuario y acercadas a la organización, también se observa a la persona fumando mientras maneja.
El hecho denunciado ocurrió el 9 de noviembre entre las localidades de Lonquimay y Santa Rosa, trayecto donde se han producido innumerables siniestros viales y una de las vías con mayor cantidad de víctimas fatales que registra la provincia de La Pampa. En un comunicado, la fundación indicó que "inmediatamente después de atender la llamada mientras circula conduciendo un transporte público de pasajeros utiliza no uno, sino dos celulares". Una acción prohibida según el artículo 48 de la Ley de Tránsito 24449 inciso X que indica que "está prohibido en la vía pública conducir utilizando auriculares y sistemas de comunicación de operación manual continua".
Con las fotografías en mano, Estrellas Amarillas hizo las presentaciones correspondientes la semana pasada ante la Secretaría de Transporte provincial, en la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) en la Ciudad de Buenos Aires -ante la falta de una sede en La Pampa- y en la Agencia Nacional de Seguridad Vial. En los escritos se solicitó que se informe las medidas que se van a tomar.

Fumar.
La organización indicó en el comunicado que "si bien no está prohibido circular fumando en un vehículo particular, como sí ocurre en provincias como Córdoba, por ejemplo, debemos recordar que sí está prohibido fumar en espacios cerrados y lógicamente en el transporte público de pasajeros. La imagen muestra que en la mano izquierda del ‘hábil’ conductor aparte de un celular tiene un cigarrillo encendido y en su mano derecha tiene otro celular que primero atiende y luego escribe algún tipo de mensaje, sin observar lo que ocurre afuera, es decir, en su ruta".
Indicaron además que de acuerdo al licenciado en Prevención Vial y Transporte Axel Dell’ Olio, representantes de organizaciones que luchan por un tránsito seguro, un vehículo a 90 kilómetros por hora recorre 25 metros en un segundo, si el conductor está 5 segundos atendiendo, y mirando el celular recorre 125 metros, es decir, prácticamente una cuadra y media. "Una cuadra y media total y absolutamente ciego, en 125 metros pueden presentarse situaciones que requieran una rápida y eficaz respuesta como puede ser que un vehículo se interponga de frente en el carril utilizado, aparecer un obstáculo en la ruta, un pozo, un animal.
Si esto ocurre mientras el conductor observa sus ‘telefonitos’, no podrá reaccionar, ya que nunca se enterará", explicaron desde Estrellas Amarillas.

Riesgos.
Finalmente, precisaron que "es fundamental entender que estas prácticas no son ‘normales’, son sumamente riesgosas, es por eso que se debe trabajar en la preparación de los ‘profesionales’. Las empresas deben comprometerse seriamente en capacitar sistemáticamente a los conductores. Las autoridades no deben desentenderse del tema y castigar a quien corresponda sin amiguismos, ni concesiones. Los conductores deben ser ‘profesionales’.
Para que no se lamentan ‘tragedias’, todos los actores mencionados deben trabajar para que el transporte además de público, sea seguro".