Denuncia contra policías

El abogado Carlos Pérez Funes denunció en la fiscalía de Gastón Boulenaz a efectivos policiales de la Seccional Tercera que supuestamente ingresaron a una vivienda sin orden judicial y golpearon a varios integrantes de la familia Saldarriaga.
El episodio ocurrió el martes pasado a las 22.30, cuando un joven de 23 años se trasladaba en su motocicleta recientemente adquirida por la zona céntrica de la ciudad. Según informaron desde la Seccional Tercera, el muchacho estaba armado, y por tal motivo fue perseguido hasta su casa, en Lope de Vega entre Edison y Delfín Gallo, donde fue detenido junto a un hermano que intentó impedir la labor policial. Sin embargo, la familia del joven presentó una denuncia en la Ciudad Judicial, y dio una versión totalmente diferente: los efectivos policiales ingresaron a la morada sin orden de allanamiento, golpearon al joven, a su hermano, a su hermana menor de edad y a sus padres, y no encontraron ningún arma.
El caso fue denunciado ayer por la mañana en la fiscalía de Gastón Boulenaz, en la Ciudad Judicial. Según explicó Pérez Funes a LA ARENA, el motociclista carecía tanto de documentación del rodado como de carnet de conducir, y por tal motivo evadió a los agentes que intentaron detenerlo. “El chico se escapó de ellos y fue hasta su casa, en Villa Santillán, seguido de cerca por los móviles policiales”, relató el abogado.

A todos.
Cuando llegaron, los patrulleros de la Seccional Primera y Tercera “ingresaron a la propiedad, redujeron violentamente al joven y comenzaron a golpearlo frente a sus padres”, prosiguió el profesional. “Ellos quisieron intervenir y también fueron lastimados junto a su hija de 16 años, quien sufrió una herida en el rostro. El joven motociclista fue detenido junto a su hermano mayor, quien también quiso intervenir pero que terminó esposado. Luego los trasladaron a la comisaría y allí continuaron los apremios, hasta que finalmente los largaron, uno a las cuatro de la madrugada y el otro a las 11”, continuó.
En el escrito judicial, la familia sindicó a un oficial como uno de los principales agresores. Asimismo, el abogado entregará próximamente una lista con los nombres de los testigos que presenciaron las supuestas agresiones. Por otra parte, tanto Pérez Funes como las autoridades de la Seccional Tercera sostuvieron que el joven Saldarriaga no posee antecedentes delictivos, pero que de todas maneras se le inició una causa por resistencia a la autoridad, y su motocicleta quedó secuestrada.