Denuncian apremios

PRESENTACION ANTE FISCALIA

Un vecino de la localidad de Toay, Raúl Ariel Gómez, radicó una denuncia por presuntos apremios ilegales de los que habría sido víctima. Los hechos, según su relato, ocurrieron durante su detención, en un hotel de la avenida Spinetto, y el posterior traslado y alojamiento en la Seccional Primera, donde pasó unas horas detenido.
El denunciante realizó además una presentación ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas en la que responsabilizo al gobernador Carlos Verna y al ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, por lo ocurrido.
Según denunció, la golpiza la recibió el martes por la mañana cuando estaba dialogando son su padre en un residencial de la calle Spinetto, frente a la estación de servicio Petroluro. Los uniformados manifestaron que llegaron al lugar a partir de un llamado. Primero ingresaron dos y luego otros tres con intenciones de detenerlo. Gómez aseguró que les pidió la orden de detención y que se identificaran pero no obtuvo respuesta. De hecho, aseguró, no llevaban identificación en sus uniformes.
Aseguró que lo tiraron al piso y comenzaron a golpearlo, especialmente, en la espalda. Luego lo cargaron a un patrullero y continuó la golpiza, acompañada de insultos. Una vez en la Seccional Primera, lo alojaron en una sala donde continuaron los maltratos. Afirmó que solicitó la presencia de un médico porque sentía que tenía una costilla desplazada a raíz de los golpes, pero nunca lo revisó ningún profesional.
Su detención duró desde las 11 hasta las 13.10. Una vez libre, afirmó que acudió a la Cámara de Diputados a denunciar lo ocurrido, donde lo vio una enfermera que luego llamó a una ambulancia que lo trasladó al hospital Evita. Allí, relató, lo atendió una médica que le extendió un certificado médico.
Gómez pidió a la fiscalía que busque la grabación de una cámara de seguridad de la zona donde lo detuvieron para identificar a los policías agresores. A su vez, en una posterior presentación ante la FIA, denunció a Verna y Tierno por mal desempeño de la función pública y los responsabilizó de los hechos ocurridos.