Denuncian problemas edilicios en Colegio Nacional

Un grupo de alumnos que cursan el tercer año del Polimodal en el Colegio Nacional de esta capital se acercó ayer a LA ARENA para quejarse por el mal estado que presenta ese edificio escolar. Los jóvenes acercaron fotografías digitales tomadas por ellos mismos en las cuales se puede constatar el pésimo estado de las paredes, las instalaciones eléctricas y sanitarias, las aberturas y la calefacción.
"Estamos en un edificio que tiene como sesenta años y ha tenido muy pocos arreglos -explicó Blas, uno de los alumnos, en diálogo con Radio Noticias-. Los baños de hombres no tienen inodoro (no hay tasas sino inodoros turcos), los calefactores son casi obsoletos, las paredes están agujereadas, hay ventanas que están atadas con alambre y los enchufes son un desastre y están todos pelados".

Subsidio.
Agustín, otro de los chicos, explicó que la decisión de denunciar la situación en este diario y la 99.5 surgió por cuenta de los propios alumnos, enterados de que los reclamos realizados desde la dirección del Colegio y la cooperadora ante las autoridades del Ministerio de Educación no habían prosperado. "El Colegio Domingo Savio fue subsidiado con 100 mil pesos por el Estado para remodelar el ingreso y nuestro colegio hace años que no recibe un subsidio", dijeron los alumnos.
Ambos hicieron hincapié en el mal estado de las instalaciones eléctricas. "Están los cables al aire, es un desastre", dijeron. Además aseguraron que los caños de electricidad están corroídos por la humedad y el paso de los años, con lo cual los cables quedan a la vista o en contacto con las paredes. "Tenemos un curso donde la pared, cuando llueve, pega patadas", graficó uno de ellos.
Los jóvenes que se acercaron a este diario cursan el tercer año del Polimodal con orientación Humanidades. El colegio está ubicado sobre la calle General Pico, entre Alsina y Sarmiento. "Nosotros estamos por egresar pero queremos que los chicos que siguen en el colegio y los que vengan no tengan que cursar en un edificio con todos estos problemas", plantearon.

Dilación.
El mal estado de los edificios escolares es noticia repetida en nuestra provincia. La problemática fue llevada a la Justicia por la diputada provincial Josefina Díaz (UCR) luego de recorrer varios establecimientos educativos de La Pampa y realizar un relevamiento sobre las principales y más graves carencias. Un tribunal intimó a la Provincia a poner los edificios en condiciones, pero el gobierno dilató los plazos a través de apelaciones.
Díaz, meses atrás, dijo que, a pesar de esa actitud, el gobierno realizó varias licitaciones para reparar escuelas, algo que destacó como positivo en medio del caótico estado de los establecimientos.
Entre otros inconvenientes, la legisladora había mencionado problemas de conservación en la mampostería, hamacas deterioradas, baños con sistemas eléctricos que ponen en riesgo a los chicos e instalaciones de gas que no están en condiciones que garanticen la seguridad de la población escolar.
El tema se reavivó el año pasado, en el mes de noviembre, cuando dos alumnos del turno tarde de la Escuela 1 de Santa Rosa fueron golpeados por una columna de hormigón que se les cayó encima. La estructura sostenía el cerco perimetral del patio externo. La caída se produjo cuando los niños treparon al tejido de alambre para alcanzar una pelota de fútbol que había salido afuera del perímetro.