Denuncian retraso en pagos de Salud Pública

PAMPEANOS SIN ALOJAMIENTO

La madre de un paciente derivado desde el hospital Lucio Molas a una clínica de Río Cuarto denunció que desde hoy tendrá que abonar su estadía en esa ciudad porque desde la Provincia están atrasados tres meses en los pagos al hotel con el cual Salud Pública tiene convenio.
Amanda Alvarez acompaña desde el martes a su hijo internado en Río Cuarto. El joven, de 29 años, fue derivado desde el hospital de Santa Rosa porque, según le dijeron, “no hay camas de terapia intensiva en ningún centro de salud de La Pampa”. El paciente está ahora internado y asistido con respiración en el hospital Neoclínica de aquella ciudad del sur de Córdoba y ella hospedada en el hotel San Carlos.
“Llegamos el martes a las 5 AM y en el hotel no tenían lugar porque desde La Pampa ni siquiera habían avisado que íbamos”, le contó Alvarez a LA ARENA y resaltó la buena predisposición de la encargada de ese alojamiento que igualmente le consiguió un lugar donde poder descansar.
Siempre de acuerdo a lo narrado por la mujer, son dos los hoteles que reciben a acompañantes de los pacientes derivados por Salud Pública de La Pampa: el San Carlos, ubicado en Urquiza 48 de Río Cuarto, y el hotel Venecia, de la calle Bolivia al 28. Sin embargo, según le dijo la encargada del hospedaje, La Pampa hace tres meses que no paga por las decenas de pampeanos que pasaron por el lugar.

De su bolsillo.
Desde el hotel San Carlos le comunicaron ayer que a partir de hoy Amanda Alvarez deberá pagar de su bolsillo la estadía porque decidieron no dar más crédito a La Pampa hasta que se pongan al día. “Estamos desamparados -le dijo la mujer por vía telefónica a LA ARENA-, nosotros no decidimos venir acá, nos derivaron porque en mi provincia no hay camas. Comemos y desde mañana (por hoy) vamos a dormir sólo con ayuda externa, cuando son ellos (Salud Pública) los que deberían protegernos”. El costo de la estadía es de 200 pesos por noche, sin contar desayuno y comidas. En este momento habría otros cuatro acompañantes de pacientes pampeanos en la misma situación.
Amanda Alvarez tuvo, no obstante, palabras de agradecimiento para con la gente del hotel, que la recibió pese a la incomunicación desde nuestra provincia y la deuda pendiente: “Esta señora (por la encargada) no tiene por qué estar haciendo beneficencia con nosotros cuando es La Pampa la que debería preocuparse por protegernos”. Y cerró: “Es una vergüenza que los pampeanos tengamos que estar en Río Cuarto porque no tenemos camas en nuestros hospitales”.