Denuncian riesgosa práctica

FAMILIA CASI MUERE AHOGADA AL PRACTICAR "COOL RIVER" EN EL RIO ATUEL

Una familia de San Rafael denunció que casi muere ahogada en aguas del río Atuel luego de practicar “cool river”, una actividad que se realiza hace tiempo pero que según el gobierno mendocino no está autorizada.
La actividad es explotada por una empresa privada, que aprovecha la correntada del Atuel en la zona de Valle Grande para desarrollar ese entretenimiento, junto al más conocido rafting. Lo llamativo es que mientras La Pampa sigue esperando que Mendoza libere el agua que le corresponde, en la provincia cuyana buscan nuevas formas de diversión y explotación turística gracias al río.
“Yo casi pierdo a mi familia. Casi se ahoga mi mamá al lado mío, yo la escuchaba gritar. Terminamos con golpes y raspones por todos lados. También vi pasar a niñitos haciendo esto. Por eso quiero que se sepa que esto es peligroso y que no se hacen los controles que se debieran hacer y en cualquier momento habrá una tragedia”, denunció Ana Gago, una docente y comerciante de San Rafael según una nota que publicó el sitio www.mdzol.com.
El “cool river” es un medio de flotación similar a una cámara de camión con una membrana en el círculo interior y manijas para aferrarse. Quien lo practica flota a la deriva por el rápido río equipado con chaleco salvavidas, casco y patas de rana para impulso y dirección. En Mendoza se lo promociona como de “adrenalina extrema”.

Peligro.
“La empresa Alihuen nos puso dos guías y éramos seis personas. No nos cuidaron y no supieron manejar semejante situación. Son unos irresponsables totales. A mí se me dio vuelta el gomón justo al mismo momento que mi madre, que iba cerca mío la vi cómo gritaba entre una tremenda correntada. Me acerqué agarrada como pude de una sola mano del gomón y la alcancé a ayudar. No sé cómo pude respirar, porque la corriente me tapaba el chaleco y me estaba apretando el cuello y el casco lo tenía corrido de su lugar”, contó la mujer.
“Me golpeé con varias piedras, al rato se me acercó uno de los guías y le dije que me ayudara porque había tragado mucha agua y las piernas no me daban más. El solo me dijo que siguiera pataleando”, añadió.

“No se puede”.
El sitio mendocino consultó al municipio de San Rafael y allí dijeron que la empresa Alihuen está habilitada para esa práctica, pero se desligaron de los controles porque “de eso se encarga la Dirección de Recursos Naturales”.
Sin embargo, Marcelo Ríos, responsable de Náutica, negó que el “cool river” sea legal. “Eso no se puede hacer. Yo nunca he visto que lo hagan. La realidad es que esa práctica no cuenta con ningún tipo de habilitación. El rafting, sí. Eso que hizo esa empresa no puede hacerlo. Yo voy a instruir a nuestra delegación allí, para evitar que se ponga en riesgo la vida de las personas. No podemos dejar que lo hagan. Puede pasar una tragedia”, dijo el funcionario según mdzol.
En febrero corta el río
Tal como se especulaba, el gobierno mendocino cortará el Atuel. Será el 22 de febrero según informó el titular de la Subdelegación de Aguas del Río Atuel de Mendoza, Fabián Bujaldón, al medio sitioandino.com. El Departamento General de Irrigación mendocino “trazó un pronóstico de escurrimiento, el mismo preveía una cantidad de agua ingresando al Nihuil y Valle Grande de aproximadamente 40 m3 por segundo, pero debido a las bajas temperaturas esos ingresos bajaron en el orden de un 16 por ciento”.