Denuncias de Izaguirre, a la justicia provincial

La fiscal federal Adriana Zapico confirmó que, a partir de una denuncia formulada por el ex subsecretario de Adicciones y Lucha contra el Narcotráfico, Claudio Izaguirre, se armaron 32 expedientes con distintas causas, de las cuales una buena cantidad fueron derivadas a la Justicia provincial.
Zapico, a instancias de quien fuera juez federal subrogante -Luis Salas, reemplazado al principio por Juan Pablo Triputti, y ahora por Facundo Cubas-, se ocupó de analizar qué causas debían quedar en el ámbito de la Justicia federal, y cuáles debían pasar al foro provincial.
Cabe recordar que Izaguirre, después de haber renunciado a su cargo, enemistado con el ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, formuló una denuncia por distintos cargos que, una vez desbrozada concluyó en 32 expedientes distintos. El ex funcionario, quien regresó a Capital Federal tras su dimisión, se presentó a declarar ante la Fiscalía Federal 7 de los tribunales de Comodoro Py, en la Capital Federal, en una investigación que inició su titular, Ramiro González.

Los cargos.
El funcionario empezó la investigación a partir de declaraciones que Claudio Izaguirre realizó a este diario el 18 de junio, una semana después de dejar la ciudad de Santa Rosa, ya en calidad de ex subsecretario.
Izaguirre había manifestado que en nuestra provincia hay pistas de aterrizaje y plantaciones de marihuana clandestinas que el Ministerio de Seguridad provincial no investiga.
Entre otras cosas -pretendiendo indicar que el ministro Tierno no se ocupó de la lucha contra el narcotráfico-, Izaguirre sostuvo que hay once predios donde se produce marihuana en la provincia y 60 pistas de aterrizaje ilegales.
“La intención es clara, no combatir la venta de drogas en La Pampa. Yo noté que había un deseo de no actuar sobre la venta minorista en las ciudades. También vi que la bajada de la Sedronar, no tenía lugar. Hubo un acuerdo firmado entre Moro y Verna que nunca se cumplió”, reiteró el ex subsecretario.

32 expedientes.
El ex subsecretario agregó que “en General Pico, General Acha y Santa Rosa todos saben quiénes son los que venden droga y es muy sencillo frenarlos. En Santa Rosa, a la una de la mañana uno sabe quién está vendiendo” y añadió: “Si en 6 meses no se pudo detener a los 40 vendedores de droga minoristas que señaló el ministro (Tierno) en Diputados, hay un problema. Y no hablo de adictos que venden para consumir sino de personas que hacen de la venta una actividad diaria. Es gente que todo el mundo conoce. Es muy lindo cerrar un maxikiosco que vende alcohol, pero con la droga nadie se mete”, reprochó.

Compartir