Derivan aguas a cuencos menores de la laguna Don Tomás

La Municipalidad de Santa Rosa está derivando el agua de cloacas que brota en algunas bocas de registro, en el norte de la ciudad, hacia uno de los cuencos menores de la laguna Don Tomás, ubicado al norte de la calle Duval. Ese espejo de agua está conectado con otro cuenco a través de un caño que pasa por debajo de la calle Duval.
Ayer, un lector de LA ARENA denunció que el gobierno municipal, que enfrenta una crisis sin precedentes en la red de desagües cloacales, estaba enviando aguas servidas hacia la laguna Don Tomás.
Por ese motivo, un equipo de este diario recorrió por la tarde el barrio Salvador Ananía, donde los vecinos están padeciendo desde hace muchos días, en forma esporádica, la presencia de aguas servidas que corren por la calle formando pequeños arroyos. Las bocas de registro donde este diario observó pérdidas ayer por la tarde son las ubicadas en las esquinas de la calle Río Bermejo con Stieben, por un lado, y Niñas de Ayohuma, por el otro. Ambos "surgentes" están a pocas cuadras de diferencia.
El agua baja por Niñas de Ayohuma y Stieben, en forma separada, para confluir en la calle Asunción del Paraguay y bordear esta arteria hasta introducirse al predio de la laguna Don Tomás, por el norte. Justamente, en la calle Asunción puede advertirse a simple vista que el canal por el que el agua baja no es natural, sino realizado con la mano del hombre.