Desborde cloacal en Migraciones

El edificio de la Dirección Nacional de Migraciones, ubicado en calle Bartolomé Mitre de esta ciudad, sufrió ayer por la mañana un desborde de desechos cloacales en la planta baja. Los 12 empleados que llegaban para realizar sus labores correspondientes, tuvieron que quedarse en la vereda porque el olor era inaguantable, y las condiciones para trabajar no eran óptimas.
Víctor, un empleado de la Dirección, manifestó que “cuando llegué vi algo que me llamó la atención y era que el diario estaba puesto en el picaporte de la puerta, por lo general lo pasan por debajo, y cuando abro la puerta me encuentro con que estaba todo inundado”. Debido a que en la planta baja se encuentran artefactos eléctricos, debieron cortar la electricidad: “está todo lleno de cables, así que tuvimos que cortar la electricidad”.
Este problema, que sucede repetidas veces en varios puntos de la ciudad, llevó a que los empleados tomaran la decisión de cesar las actividades porque “en estas condiciones es imposible trabajar”, exclamó el empleado.
El entrevistado por Radio Noticias reconoció que “fue la primera vez que sucede algo así”, pero la decisión de no ocupar sus puestos de trabajo era inminente y, expresó que “no se puede responsabilizar a nadie, esto es algo que está pasando y hay que esperar qué determina el organismo para el cual trabajamos”.
Los trabajadores estuvieron esperando durante la mañana que alguien vaya a desagotar y desinfectar el edificio, pero no llegó nadie. “En el edificio no pasó nada, sólo en la planta baja”, expresó Victor.

Paro municipal.
Los empleados damnificados por la situación se habían comunicado con la municipalidad santarroseña para que les solucionen el problema, pero como los empleados comunales se encontraban de paro, el camión desobstructor que pasó por el frente del edificio no detuvo su marcha y por lo tanto el edificio siguió en condiciones inhabitables. Finalmente los 12 empleados de la Dirección Nacional de Migraciones tomaron la medida de no ocupar sus puestos laborales y pegaron varios afiches que decían “Cerrado por desborde de líquidos cloacales”.

Compartir