Desbordes: para el municipio la situación mejoró porque hay menos reclamos

El director de Control e Inspección de Servicios Públicos de la Municipalidad de Santa Rosa,  Pablo Pera Ibarguren, brindó detalles del funcionamiento de la línea telefónica gratuita 147, a través de la cual se gestiona la atención de reclamos vinculados con los servicios que presta el municipio. En este marco, recordó que actualmente el número 147 es el único medio habilitado para atender los reclamos inherentes a la totalidad de las áreas del municipio, que funciona las 24 horas y cuenta con el apoyo de personal capacitado y un sistema informático, permite gestionar los reclamos con mayor efectividad y organización, derivando los mismos a las áreas específicas según la problemática informada. También explicó que para cada reclamo, se genera un número identificatorio único que es informado al vecino, lo cual permite realizar el seguimiento. Con dicho número, el ciudadano puede consultar el estado de avance de su reclamo.
Por otro lado, mencionó que entre los reclamos más frecuentes se encuentran los avisos de desborde cloacal sobre la calzada o dentro de los domicilios, y las pérdidas de agua potable en veredas o calles. Paralelamente, más allá de manifestar que es consciente del estado de emergencia sanitaria que atraviesa la ciudad desde hace tiempo, adhirió a las manifestaciones recientemente efectuadas por el viceintendente de la ciudad, Jorge Domínguez, quien esta semana sostuvo que la situación de las pérdidas cloacales y de agua potable ha ido mejorando y comparativamente está mejor que hace dos años. En ese mismo sentido, respaldó sus dichos argumentando que de acuerdo a las estadísticas de reclamos recibidos a la línea 147, en octubre de 2015 se recibieron un total de 348 reclamos por desbordes cloacales, mientras que en octubre de este año los reclamos por el mismo inconveniente fueron 259. También mencionó que en el caso de los reclamos por pérdidas de agua en veredas los reclamos efectuados en octubre de 2015 fueron un total de 244, mientras que en el mismo mes de este año, dicha cifra alcanzó los 187.

Sobre los desagotes de piscinas.
El funcionario añadió que otros reclamos que se repiten asiduamente son las denuncias sobre la acumulación de restos de poda o escombros en la vía pública, y las denuncias de terrenos baldíos sin atención ni limpieza.
En tanto, también acotó que a medida que se acerca la temporada estival se hacen más frecuentes los reclamos por el desagote de piscinas en la vía pública, remarcando además que dicha acción está totalmente prohibida por ordenanza.
En ese sentido, recomendó a los vecinos propietarios de piscinas arbitrar los medios necesarios para conservar buen estado del agua contenida en dichas estructuras durante todo el año, y en caso de ser necesario, realizar un desagote parcial, en pequeños tramos, y siempre dentro de los márgenes de su propio terreno, con el objetivo de que el suelo tenga la posibilidad de absorber todo el líquido y se eviten derrames de agua hacia el exterior del domicilio, que afectan a los demás vecinos de la zona. También remarcó que de constatarse dicha actividad prohibida por ordenanza municipal, quienes infrinjan la norma son pasibles de graves multas.