Destacan reactivación

ACTIVIDAD INMOBILIARIA

La Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) publicó su Índice de Actividad del Mercado Inmobiliario Rural (Incair) y consignó que en septiembre marcó un récord mensual histórico, con 42,27 puntos, lo que implica una reactivación del sector.
Este índice, de elaboración mensual e ininterrumpida desde hace casi tres años, refleja la actividad del mercado inmobiliario rural en la República Argentina, no así valores o precios de la tierra o de operaciones.
El Incair, en esta versión que corresponde el mes de septiembre de 2016 es 42,27 puntos, vale decir arriba +6,77 respecto de agosto y superior en 14,81, en comparación con el mismo mes del año pasado.
Según señaló un comunicado, “este índice marca un crecimiento del 19%”.
Javier Christensen, secretario de la Comisión Directiva de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales, aseguróque el índice de septiembre marcó “el valor más alto desde 2013”.
A su vez, el directivo manifestó que “la firmeza en los valores registrados sumado a la incertidumbre de la economía que predominan aún continúan limitando el normal desempeño del mercado inmobiliario rural”.
“Es de esperar que de la mano del blanqueo de capitales y de la estabilidad económica la actividad continúe su recuperación”, consignó.
El cálculo que hacen en la Cámara es que si ingresan 50.000 millones de dólares al blanqueo, como espera la administración macrista, quizá se destinen al mercado inmobiliario rural un 2% ó 3% de esas divisas.
“Estamos con expectativas respecto del blanqueo en forma positiva, ya que con un 2% ó 3% que se destinen a la compra de campos serían entre 1.000 y 1.500 millones de dólares”, sostuvo Christensen a NA.
Mientras que también explicó que “el 60 por ciento de los socios de la Cámara vislumbra que la actividad de octubre será similar al de septiembre y un 34% considera que será aún mejor.
Estamos bajo un gran clima de optimismo”.

Bienes rurales.
Desde distintos puntos del país, las firmas inmobiliarias destacaron que comienza a moverse el mercado de bienes raíces rurales en un informe de la revista mensual Supercampo.
En el reporte, Bernardo Zieseniss, de BZ Campos que opera en Formosa indicó que la zona se convirtió en tierra de oportunidades en inversiones rurales por su ubicación estratégica en un corredor bioceánico del Mercosur, con una conexión directa a Paraguay, Chile y Bolivia.
“La otra ventaja es que todavía quedan campos con grandes extensiones sin desarrollos y los inversores están mirando hacer carne en el norte como alternativa productiva”, manifestó.
También evaluó que “el mercado inmobiliario rural se está empezando a mover lentamente. Creo que el blanqueo de capitales, las reglas claras en cuestión de moneda que se maneja el sector inmobiliario rural y la confianza del inversor en realizar un negocio rentable y seguro a futuro van cambiando las proyecciones”.
Destacó que “en Formosa hay muchos campos en venta, de distintas dimensiones y con distintos niveles de infraestructura.
Uno con poco desarrollo ronda los u$s 600 la hectárea y uno con más desarrollo se ubica en 1.100 dólares la hectárea”. (NA)

Compartir