Devuelven el botín en cuotas y no irán presos

ROBO A MERCERIA

Dos marplatenses que en el mes de marzo robaron mercadería de una mercería céntrica acordaran con la propietaria del local devolver el botín en cuatro cómodas cuotas de 10.000 pesos (valor aproximado de la mercadería) y zafaron así de enfrentar un proceso judicial e, incluso, de ir presos porque ya contaban con antecedentes penales.
La historia comienza así: el 2 de marzo pasado, Natalia Kuntz Juárez, propietaria de la mercería Soraya (Gil al 200), vio literalmente cómo se esfumaban 40.000 pesos. cerca del mediodía, advirtió en los registros de las cámaras de seguridad instaladas en su local que esa misma mañana, cerca de las 9.30, un hombre que se hizo pasar por transportista se presentó en su negocio y con un ardid logró sacarle a su empleada cuatro cajas que habían llegado minutos antes cargadas con artículos del rubro.
“En las cámaras de seguridad se ve toda la secuencia, los rostros claritos, y ya me empieza a parecer muy raro que no hayan encontrado a esta gente”, dijo la mujer días después del hecho cuando recibió a este diario.

Momentos.
En la grabación que la mujer cedió en el mes de marzo a LA ARENA se destacaban tres momentos centrales luego de que la empleada abriera el negocio: la aparición de un comisionista de la empresa Martín (firma que transporta desde Pehuajó a Santa Rosa); la irrupción de un segundo hombre misterioso que entra al local, observa todo y se va sin interactuar con nadie; y la llegada de un falso comisionista que dice ser de la empresa Martín y, alegando que las cuatro cajas tenían los remitos confundidos, logró que la empleada le entregara las cajas con la promesa de que iba a traer las correspondientes a media mañana, cosa que nunca ocurrió. “La empleada fue muy confiada e irresponsable, le entregó la mercadería a un desconocido y por ese motivo tuve que despedirla”, agregó Kuntz.

Pesquisa.
Los pesquisas pampeanos comenzaron a investigar luego de que Natalia Kuntz radicara una denuncia. Lo que más les llamó la atención fue la modalidad utilizada, la inteligencia y la avidez puesta al servicio del robo. Por contactos con otras fuerzas provinciales, efectivos de la Brigada de Investigaciones llegaron hasta dos hombres que en la ciudad de Mar del Plata habían operado de la misma manera y que incluso habían sido condenados por ello.
El caso quedó prácticamente cerrado cuando compararon los rostros de los hombres que robaron en la mercería de Santa Rosa (ambos mayores de 40 años, uno de ellos de apellido Martínez que fue el que ingresó disfrazado de comisionista) con los de los condenados en la ciudad balnearia: eran los mismos.
Finalmente a finales de septiembre los acusados fueron llamados a presentarse en el Centro Judicial de esta capital. Llamativo fue el hecho de que los marplatenses se hicieron cargo del hecho y que además hicieron una oferta reparatoria a Kuntz.

Fiscala.
“Si hay conciliación entre las partes, los acusados no van a juicio. El Ministerio Público tiene la potestad (por el artículo 15 de Código Procesal Penal) de abstenerse de ejercer la acción penal contra quienes reparen el daño causado en delitos de contenido patrimonial. Siempre y cuando reparen totalmente el daño causado equivalente al objeto que se apoderaron ilegítimamente. Esto puede darse en casos en que no los acusados no hayan ejercido violencia contra las personas. Ellos ofrecieron esa reparación, 10.000 pesos por mes en cuatro cuotas. En el caso que no cumplan el acuerdo se los puede acusar”, dijo ayer a este diario la fiscala Cecilia Molinari, a cargo de a investigación del caso.

Compartir