Diez meses en suspenso a un profesor por “lesiones leves” a su ex pareja

Se llevó a cabo la lectura de sentencia contra Mario Alberto Drago, en la causa iniciada bajo la carátula de “lesiones leves calificadas por la relación de pareja”, en perjuicio de su ex pareja, Paula Pérez. El juez Andrés Olié le dictó la pena de diez meses de prisión de ejecución condicional con costas y reglas de conducta.
La audiencia se concretó en la sala siete del segundo piso de la Ciudad Judicial. Allí, acompañaron a la víctima y su familia, integrantes del colectivo “Mujeres Autoconvocadas”. Sólo se presentó la ex pareja de Drago, Paula Pérez, junto al abogado querellante, Esteban Torroba.
La sentencia expresó que “el juez de audiencia, Andrés Olié, condenó a Mario Alberto Drago a diez meses de prisión de cumplimiento condicional, por ser autor del delito de lesiones leves, agravadas por haber sido cometido contra la persona con quien ha mantenido una relación de pareja y mediando violencia de género. Además, le impuso como reglas de conducta por dos años, el hecho de fijar domicilio y presentarse mensualmente ante el Ente de Políticas Socializadoras, evitar todo tipo de contacto personal o por cualquier otro medio con la víctima, y de acercamiento a una distancia menor a 200 metros de su domicilio.
El hecho.
El juez, al analizar las pruebas incorporadas, le dio la razón a la víctima y dio por cierto lo ocurrido en función del relato de ella. Señaló que el 24 de octubre de 2014, a las 21.30, estando la denunciante estacionada con su hija, su hermana y su madre, en las inmediaciones del club Estudiantes, ve al acusado y su madre arribar al lugar. Ahí se inició una discusión verbal, con motivo de la concurrencia o no de la hija a una fiesta de disfraces, que luego se extendió a las respectivas madres.
En ese momento, la víctima pretendió que su madre subiera al auto para irse del lugar y, al bajar, dándole la espalda a Drago, recibió un golpe y una compresión en el cuello, logrando zafar. Como consecuencia de esa agresión, la mujer sufrió una contusión con escoriación en cara lateral del cuello del lado izquierdo.

Fiscal.
Durante los alegatos, el fiscal Andrés Torino calificó la conducta de Drago como de lesiones leves calificadas, por la relación de pareja preexistente, en un contexto de violencia contra la mujer y pidió una pena de un año y tres meses en suspenso y la aplicación de reglas de conducta -especialmente las de no tener contacto con la víctima y someterse a un tratamiento psicológico- por tres años.
A fin de evaluar la sanción requerida, Torino había dicho que el imputado no fue capaz de visibilizar las situaciones de violencia, ni internalizar reglas que permitan entablar una relación no violenta con su ex pareja. Como contrapartida, consideró favorablemente que no tenga antecedentes penales y sea una persona de trabajo.
Los defensores Omar Eduardo Gebruers y Alejandra Lezcano López habían alegado por la absolución de Drago, un profesor de gimnasia de 38 años.

Argumentos.
El juez Olié, al darle la condena de diez meses en suspenso, partió de la base de que el delito está sancionado con entre seis meses y dos años de prisión. Como atenuante tuvo en cuenta que Drago carece de antecedentes penales y que se trató de un único hecho con connotación penal.
“También creo que debo valorar en perjuicio del imputado, la circunstancia de que la acción violenta fue ejercida contra quien posee una entidad física muchísimo menor (talla, estatura y peso), extremando con ello la posibilidad de generar una lesión física, máxime si el agresor cuenta con entrenamiento especial”, concluyó el magistrado.

Compartir