Diputado del FpV en contra de los tarifazos

El diputado de Nuevo Encuentro, Eduardo Tindiglia tomó parte en el debate por los tarifazos y la distribución del gas en La Pampa. “Las causas del aumento son básicamente dos: los negocios del CEO de Shell -a la sazón ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren-, y los negocios de Camuzzi, que no habiendo invertido cuando debió, pretende recuperar tiempo a costa del mercado cautivo de consumidores”, dijo el diputado. Y agregó: “tenemos la convicción que el abastecimiento de gas -y más aún en provincias patagónicas como la nuestra- es un servicio público de primera necesidad, por lo cual lo consideramos un Derecho Humano básico. En este sentido, la responsabilidad primaria de prestar un servicio universal y de calidad, es del Estado”.
Respecto al tarifazo el diputado consideró que “cualquier aumento que estuviera por encima de un cálculo razonable de inflación en torno al 35%, es arbitrario e ilegal, además de no haberse cumplido con los pasos legales para la modificación tarifaria”.

Cooperativas.
Consultado por la posibilidad de que sean las cooperativas quienes presten el servicio de distribución de gas Tindiglia expresó que “no vemos con malos ojos la posibilidad de revertir la concesión que actualmente detenta la empresa Camuzzi, a favor del Estado Provincial asociado con cooperativas. Sin embargo, parece opción de muy difícil realización, teniendo en cuenta que la competencia y normativa de la empresa trascienden la provincia”.
El referente de Nuevo Encuentro cree que es “inconcebible que el servicio esté regido por el principio de ganancia y no por el principio del acceso universal. Los pampeanos necesitamos una distribución de calidad, a un costo razonable y que contemple a los más vulnerables”.

“Engañoso”.
Y concluyó: “Se pretende que celebremos el tope de un 400% de aumento en la tarifa. Es engañoso decirle a los pampeanos que estamos pagando el gas más barato del país, cuando en realidad lo que está sucediendo es que una vez más el bolsillo del trabajador financia las irresponsabilidades de las empresas. Se cobra más caro porque la empresa quiere aumentar su recaudación para realizar las inversiones que debió hacer en otro momento y claramente no efectuó. Es decir, le están trasladando al usuario el costo de su propia irresponsabilidad”.