Diputado mendocino llama “a ser serios” y “compartir el Atuel”

El silencio del lado mendocino se rompió de la forma más inesperada. Después de algunos días sin declaraciones tras la presentación que el pasado viernes La Pampa hizo ante la Corte Suprema de Justicia, el encargado de emitir una opinión fue nada menos que el presidente de la Cámara de Diputados de Mendoza, Jorge Tanús, quien al ser consultado sobre el nuevo juicio por el río Atuel afirmó: “Hay que ser muy serios en esto y un río de carácter interprovincial se comparte, le guste o no le guste a algunos ciudadanos de Mendoza”.
Tanús, que responde al kirchnerismo, afirmó que se debería entablar un diálogo entre las dos provincias y destrabar el conflicto con una “gestión política” entre ambas. “Nunca es tarde para ponerse de acuerdo. Un juicio va a terminar con cien años más de postergaciones”, declaró el legislador en una entrevista de la agencia Diarios y Noticias (DyN).
El diputado agregó varios conceptos en los cuales dejó en claro que la razón le asiste en nuestra provincia en su histórico reclamo. “La Pampa no tiene otra salida que hacer lo que hace”, expresó Tanus al hacer referencia al convenio del Atuel de 2008 y que nunca entró en vigencia por decisión de Mendoza.
“Hay que ser serios y ponerse de acuerdo con La Pampa”, afirmó el legislador al tiempo que apostó por un acuerdo para culminar con dos obras, Portezuelo del Viento y el trasvase del río Grande al Atuel.

Gestión.
Tanús criticó una propuesta del radicalismo para tratar el tema en una comisión bicameral, al indicar que prefería “la gestión política para terminar con las diferencias con La Pampa, no crear comisiones que no llegan a nada”.
Además, destacó que los mendocinos “geográficamente estamos unidos por los ríos con La Pampa, pero el marco lo dividimos los dirigentes políticos”. Y luego añadió: “Hay que ser muy serios en esto y un río de carácter interprovincial se comparte, le guste o no le guste a algunos ciudadanos de Mendoza”.
Según el cable, Tanús resaltó que la Corte Suprema ya declaró la interprovincialidad del río en 1987, por lo tanto ese fallo implica que “se hacen emprendimientos comunes, porque una presa ubicada en Mendoza tiene que beneficiar indirectamente a los vecinos de La Pampa”.
En ese sentido, se refirió al embalse Los Nihuiles, que “modificó una estructura social de una comunidad en el oeste de La Pampa”. Y si bien reconoció que “es responsabilidad nacional” por cuanto fue construido por la Nación cuando el gobierno era “centralista y hacía las cosas mucho más desde Buenos Aires”, señaló que hoy “esto hay que acordarlo”.

Diálogo.
“Nunca es tarde para el diálogo porque un juicio va a terminar con cien años más de postergaciones, de que las obras no se hagan, de que la gente no tenga lo que tiene que tener”, añadió Tanús.
Para el legislador, Mendoza no le dejó otro camino que el judicial a La Pampa porque el Estado cuyano “rechazó el convenio” firmado por los gobernadores Oscar Jorge y Celso Jaque en 2008. Vale recordar que además de la demanda anunciada el viernes por el Ejecutivo, también hay otra presentada en 2010 por el abogado Miguel Palazzani.

La demanda no está cuantificada
El abogado Gregorio Badeni, uno de los constitucionalistas que llevó adelante la demanda de La Pampa contra la provincia de Mendoza, contó ayer que la presentación judicial no tiene entre sus argumentos la cuantificación del daño ambiental generado para el oeste provincial como consecuencia del corte del río Atuel.
Sobre los argumentos, dijo que la base de los argumentos de la presentación está vinculada directamente a que “se rompió el curso de la naturaleza del Atuel, que siempre tuvo una gran relevancia para los pampeanos, cuando llegaba un caudal natural a la provincia”.
De esta forma, el reconocido abogado opinó sobre la presentación realizada por el gobierno de La Pampa ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) contra la provincia de Mendoza y con el asesoramiento del estudio jurídico Badeni, Cantilo, Laplacette & Carricart.
La demanda pampeana le imputa a Mendoza el incumplimiento de la sentencia de 1987 del máximo tribunal que calificó como “interprovincial” el río Atuel. Se le reprocha el uso arbitrario del agua y el corte que causó un inmenso daño ambiental para el oeste de la provincia.
“El incumplimiento es un punto clave en este contexto, porque eso es lo que se cuestiona en la demanda, la falta de cumplimiento al fallo de la Corte, por lo que pedimos que se cumpla la sentencia y agregamos nuevos argumentos”, explicó Badeni en entrevista exclusiva a este medio.

Curso natural.
Al ser consultado sobre los principales argumentos de la demanda, Badeni explicó que básicamente se trata de la ruptura del curso del río Atuel, que tenía mucha importancia para La Pampa cuando el caudal era natural, “algo que desapareció” y agregó que “siendo un río interprovincial no es posible que una provincia se quede sin agua”.
“Queremos reestablecer ese punto, no pretendemos destruir lo que se hizo hasta el momento, sino que buscamos que se construyan nuevas obras para la zona. La situación se puede recomponer a través de la realización de estudios y obras que incluyan tecnología moderna”, comentó el abogado, que apuntó también a la canalización de las bases del curso del Atuel.
– ¿En este escenario, es posible que la Corte disponga en forma urgente la entrega de agua a La Pampa antes de emitir una sentencia, considerando el daño generado a la provincia?
– En un expediente, todo es posible pero nos gustaría además que con motivo de la contestación a la demanda de Mendoza se genere alguna citación de la Corte para ver si es posible llegar a un acuerdo entre las partes involucradas para solucionar el problema y que se cumpla la sentencia del año ’87.
– ¿Por qué no se apunta directamente a la Nación en la demanda judicial y sí se la incluye como “tercero obligado”?
– Hay varias razones, pero básicamente entendemos que es un problema interprovincial, aunque la Nación fue administradora de las tierras que integran La Pampa, y desde un punto de vista republicano no nos pareció correcto un reclamo directo al gobierno nacional, teniendo en cuenta además su predisposición para avanzar en un acuerdo entre ambas provincias. Pero el Estado nacional también estará obligado con respecto a las decisiones hidrográficas y de obras para el Atuel.
-Usted habló de una reparación económica que cree le corresponde a la provincia de La Pampa, ¿eso fue cuantificado en la demanda?
-Es fundamental en esto la intervención de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), que es el consultor técnico que hemos ofrecido como perito de parte para todos los puntos del proceso. Pero el monto que se consideró en la demanda es indeterminado hasta que los mismos peritos evalúen los daños materiales y ambientales causados a La Pampa por el corte. No se puede fijar a priori un monto de reparación.

Los plazos.
Badeni también se refirió a los plazos judiciales que demandará la presentación. Dijo que en estas horas se dará traslado a la provincia de Mendoza, notificándola de la presentación pampeana, llevando la situación y las nuevas decisiones, sin dudas, a la segunda parte de este año.
Por último, el abogado constitucionalista afirmó que “el gobernador (Oscar) Jorge no tuvo ninguna intención política en la demanda; hablamos el año pasado, por la presión razonable de la sociedad pampeana, pero no existió ningún criterio político. Ahora, la Corte tiene que usar un criterio para satisfacer el bien común”.

Colaboró en el primer juicio
El abogado Gregorio Badeni contó que ser patrocinante de la presentación pampeana tiene “mucha importancia, por una razón institucional, al tratarse de una demanda de ese tipo” y además porque recordó que participó en el primer juicio de La Pampa por el río Atuel. “Mi participación fue pequeña como colaborador del abogado Segundo Linares Quintana, que intervino en la demanda convocado por La Pampa para presentar los alegatos”, que terminaron en la declaración de la interprovincialidad del río, dijo.

Lastiri pide “un comité de cuenca”
A raíz de la presentación judicial efectuada por el gobierno provincial ante la CSJ por el corte del río Atuel de parte de la provincia vecina de Mendoza, el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri, afirmó que “desde febrero están entrando tres metros cúbicos de agua que califica como potable”.
Lastiri dialogó con Radio Noticias e indicó que ahora resta esperar que “la Corte acepte la presentación. Por eso tardamos tanto en hacerla: quisimos agotar todas las instancias judiciales, administrativas, de forma y de fondo; para que La Pampa pueda ser asistida por el derecho en esta oportunidad, después del fallo de 1987 y a partir de allí, se hizo toda la fundamentación”.
En torno a los antecedentes delineados, Lastiri informó que “fueron todas las acciones que vino haciendo La Pampa tanto en gobiernos anteriores, con el protocolo de entendimiento interprovincial en el ’89 entre los gobernadores Ahuad y Bordón; en el ’92 el acueducto a Santa Isabel y Algarrobo del Águila que fue lo único que cumplió Mendoza; después todas las reuniones de la CIAI, el acuerdo del 2008 y nuestro proceso de ir acumulando información con vistas a que esto sucediera porque tampoco éramos ingenuos de conseguir todo; el estudio de la UNLPam al que invitamos a Mendoza para hacer el caudal ambiental, la cuantificación del daño ambiental por el corte del río Atuel, las gestiones del gobernador con la presidente de la Nación y los dos gobernadores. Es decir, que queda ante cualquier evaluación debidamente probada la paciencia de La Pampa y la consuetudinaria negativa de Mendoza para discutir cualquier cosa referida a compartir un recurso como el agua”
– ¿Tiene conocimiento de alguna reacción del gobierno mendocino?
– He leído algo, pero como gobierno no.
– ¿Se plantea una posibilidad de formar comisión con Mendoza?
– No. La demanda presenta que se organice un comité de cuenca u organismo de cuenca; institución que ha derivado de una actuación judicial en la Corte. Lo que estamos pidiendo es que esa comisión interprovincial, que perdió vigencia con el Atuel inferior, sea integrada por la Nación y por las dos provincias.

El rol de la Nación.
– ¿Esperan un compromiso de Nación?
– Sí, porque siempre va a tener que existir. Supongamos que la Corte dicte un fallo, después hay que seguir trabajando porque el dictamen indicará cómo trabajar; ya lo hizo una vez y Mendoza no lo quiso cumplir. Entonces, habrá que seguir insistiendo.
– Si ya hay un antecedente de no cumplimiento, ¿esta vez estaríamos en la misma situación?
– Sí. Por eso la Corte deberá arbitrar los mecanismos para que se cumpla. Esta es otra de las cosas que el gobierno provincial y los sucesivos gobiernos han dejado bien claro: todo esto es un proceso en el que La Pampa ha aportado con una visión de compartir y manejar en conjunto el agua y nos hemos encontrado con una posición que creo que es ideológica a que se cumpla lo que es el dictamen primero de la Corte, que lo establece como río interprovincial.
– ¿Es una postura ideológica o típicamente monetaria?
– Es todo eso. Porque hoy en día, el río está corriendo desde el 19 de febrero y no están abiertas las compuertas; quiere decir que llovió muchísimo y eso colmató las reservas freáticas de Mendoza y hoy escurren esas aguas subterráneas en Mendoza, que acá son superficiales.
– ¿Con qué metraje cúbico está corriendo?
– Tres metros cúbicos medimos días atrás y la calidad equivalente a agua potable. Cuando Mendoza habla de agua, lo hace de riego; entonces ese agua contiene un gramo por litro de salinidad y el agua potable llega hasta dos gramos; nosotros estamos teniendo 2,1 gramos de salinidad que se ajusta a lo que nosotros, en base a los estudios de la UNLPam, denominan caudal ambiental. Esto es una demostración más de que es posible que haya un caudal ambiental en La Pampa.
– Es llamativo que a la par de que el gobernador de Mendoza dice que no tienen agua para enviar a La Pampa y ustedes están midiendo el caudal…
– Sí, pero repito: para ellos el paradigma es el agua para riego y el otro paradigma que vamos a decir judicial, no quieren ceder nada porque cualquier cosa que den es como perder los derechos que le ha conseguido según ellos, el fallo de la Corte con el segundo punto que habla de 75.000 hectáreas.
– ¿A quién se le ocurrió poner esa cantidad de hectáreas?
– A la Corte. En base a las pericias del foto intérprete y las agronómicas, estaban consentidas por La Pampa que pueda regar 73.000 hectáreas y le agregaron hasta 75.000 porque eran áreas teóricamente de reserva, pero no avanzaron una hectárea y no es culpa de La Pampa pero no se puede cumplir.