Diputados mendocinos rechazaron “Hierro Indio”

PROYECTO MINERO PASO A ARCHIVO TRAS VOTACION

La iniciativa era impulsada por el gobernador Francisco Pérez y muy resistida en General Alvear, en donde los grupos de ambientalistas y vecinos aseguran que la intención era extraer agua del río Atuel.
La Cámara de Diputados de Mendoza rechazó ayer el proyecto minero Hierro Indio y lo envió al archivo por 28 votos negativos contra los 16 positivos que logró el oficialismo y una abstención, en una sesión que en las afueras tuvo un clima tenso por la presencia de grupos de ambientalistas y vecinos que se oponían a la iniciativa.
El proyecto era defendido por el gobernador Francisco Pérez, cuya Declaración de Impacto Ambiental tenía sanción del Senado provincial. Mientras se realizaba la sesión manifestantes contrarios al proyecto de extracción de hierro en el departamento de Malargüe mantuvieron los cortes de rutas, que levantaron apenas se conoció el resultado de la votación.
Con el voto negativo en bloque, la UCR hizo caer la iniciativa. La sesión especial en la Legislatura mendocina se realizó en un clima tenso y con presencia de grupos a favor, entre ellos el gremio de la Uocra, y en contra del proyecto minero.
Los diputados decidieron así archivar el proyecto que preveía las etapas de exploración y prospección en el departamento Malargüe. "La gran presión social en Alvear hizo que tuviéramos que disponer una reunión plenaria el jueves y una sesión especial hoy (por ayer), que se desarrolló con el máximo de los respetos", dijo el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús.
Desde temprano la Multisectorial del departamento mendocino de General Alvear, en el sur provincial, y ambientalistas de la comuna de San Carlos, en el Valle de Uco, se instalaron en las rutas 188 y 143 atentos al desarrollo de la sesión especial convocada por la Cámara Baja para "descomprimir" la situación.

Atuel.
El emprendimiento iba a instalarse en el departamento Malargüe, aunque afectaría a su vecino General Alvear, donde se cuestionaba especialmente la utilización del agua que haría la compañía, un producto escaso en la región, algo que negó el mandatario provincial.
En ese sentido, Pérez dijo que hay "desinformación en torno al proyecto". "Si no quieren sacar Hierro Indio, que no lo saquen, no hay ningún problema. Ahora, cerremos las yeseras, las cementeras y las caleras que hay en la provincia", desafió el gobernador días atrás.
Hierro Indio es una mina abandonada que estuvo activa hasta principios de los ’70. Lo que estaba a consideración de la Legislatura es la exploración para determinar cuánto hierro queda en la veta para explotar. La estimación es que hay más de 10 millones de toneladas de hierro.
La veta se encuentra al oeste de Malargüe, cerca de donde nace el río Atuel, pero fuera del área de periglaciares y a más de dos kilómetros del cauce. El Departamento de Irrigación mendocino asegura además que no hay acuíferos que pudieran afectarse
Según los opositores "Hierro Indio utilizaría, en caso de explotación, el 0,15 por ciento del agua del río Atuel, un volumen equivalente a dos dotaciones de un canal de riego completos durante todo el día, todo el año, sin restricciones ni cortes, como sufren todos los regantes de la zona en la actualidad".

Dos ciudades enfrentadas.
El proyecto minero "Hierro Indio" generó un marcado enfrentamiento entre dos poblaciones mendocinas: por un lado los que se oponen de manera tajante, en General Alvear, y por otro los que defienden la iniciativa, que son los vecinos de Malargüe. Quienes están a favor apuestan por el cambio de matriz productiva para contar con más empleos. En Alvear, en tanto, alegan que la minería no genera ningún empleo nuevo y que, además, va a dejar a amplios sectores de la provincia sin agua, ya que la usarán en la explotación comercial.
Durante esta semana los alvearenses se movilizaron en las calles y rutas, donde realizaron cortes y piquetes. Además, tuvieron una marcada presencia en la Legislatura, donde la sesión que finalmente archivó la iniciativa fue seguida por una marcada tensión justamente entre los sectores enfrentados.