Dirigencia de ATE se solidarizó con García

POR EL CASO DE APREMIOS ILEGALES

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) se solidarizó con Alfredo García, el empleado de la Legislatura provincial que denunció un caso de apremios ilegales el último viernes. “Ante ésta situación, manifestamos nuestro más profundo repudio la brutalidad policial ejercida a nuestro compañero y con las otras dos víctimas de abusos de la fuerza policíaca. Entendemos que estas acciones poco tienen que ver con el momento democrático que vivimos. Exigimos el urgente esclarecimiento de este acto y pedimos que no quede impune”, expresó el Consejo Directivo Provincial de ATE La Pampa.
El caso denunciado por García ante la fiscalía de turno y la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia ocurrió el jueves por la noche. El trabajador regresaba a su casa cuando vio un operativo policial. Dos jóvenes habían sido demorados por la Policía y estaban tirados en el piso boca abajo, inmobilizados. Sin embargo, había un efectivo policial que los pateaba en el piso, mientras los insultaba.
Ante esa situación, García se acercó al uniformado y le pidió explicaciones. La respuesta fue peor: lo golpearon, lo esposaron y lo metieron preso. Durante el viaje en el patrullero le recriminaron haberse “metido en algo que no le importaba” y haber “defendido a los delincuentes”. García relató que el viaje en el patrullero fue “alocado” y que el conductor del vehículo iba conduciendo con total imprudencia, a punto tal que casi muerde el cordón de la rotonda de Illia y Avenida Belgrano.
Estuvo una hora y veinte minutos encerrado en la Seccional Primera, en una celda de tres metros por uno. Cuando lo liberaron, le informaron que le habían iniciado una causa penal por “atentado y resistencia a la autoridad”.
“Me preocupa que una institución del Estado como es la Policía genere este nivel de violencia”, dijo García el viernes cuando visitó esta redacción y trajo consigo las copias de las denuncias radicadas ante la Justicia.