Distinción en el Senado

MUJERES POR LA SOLIDARIDAD

El grupo de “Mujeres por la Solidaridad” fue distinguido ayer durante una ceremonia desarrollada en el Salón Azul del Senado de la Nación. El acto de entrega de las distinciones a “Personalidades y/u Organizaciones Argentinas Destacadas en la Promoción y Protección de los Derechos Humanos de las Mujeres” incluyó al grupo pampeano por iniciativa de la senadora Norma Durango, quien había postulado a tres organizaciones de la sociedad civil de La Pampa.
Un jurado externo recibió las propuestas presentadas a la Banca de la Mujer, por las distintas senadoras de todas las provincias y fueron 8 las seleccionadas, entre ellas las “Mujeres por la Solidaridad de La Pampa”, único colectivo, ya que el resto de los homenajes se hizo a mujeres por su aporte individual a la promoción de derechos.

Distinciones.
La Comisión de la Banca de la Mujer organizó la entrega de distinciones a Stella Maris Rebora de Chapino, Graciela López de Filoñuk, Ada Ortíz Ochoa, Noemí Fiorito de Labrune, Rosa Collado Zárate, Alicia Noemí Avellaneda de Zepeda, Viviana Della Siega y Fabiana Estefanía Aguirre; y al grupo de mujeres de La Pampa, representadas en el acto por Sara Vidart, Ana Montagninni y Cristina Ercoli. Durango les hizo entrega de la distinción ante el aplauso del Salón Azul, colmado de público que acompañó a las distinguidas.
Mujeres por la Solidaridad trabajan con el objetivo de “impulsar acciones que favorezcan la equidad de género entre mujeres y hombres en todas las esferas de la vida social fomentando actividades de fortalecimiento dentro de las redes sociales solidarias gubernamentales como de la sociedad civil”, buscando “modificar los modelos socioculturales de discriminación contra las mujeres”.

Fundamentos.
Durango se refirió tras el acto al por qué de la postulación. Dijo que “Mujeres por la solidaridad” es “un grupo de mujeres que desde hace más de dos décadas ha dedicado tiempo, conocimientos y esfuerzo a la lucha por la visibilización de los derechos de las mujeres y las problemáticas de las mujeres”.
Añadió que “en sus inicios le pusieron voz a temas que recién emergían al diálogo, especialmente uno que salía de ese fatal estado de cosa privada, de lo que no se hablaba, o se hablaba muy poco: la violencia de género. Hoy integran la campaña nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Trabajan para conseguir por fin el derecho elemental que todo ser humano debe tener de decidir sobre su propio cuerpo. En lo personal valoro enormemente el aporte que las organizaciones civiles pueden y de hecho hacen, a cualquier realización del Estado. Soy una defensora del trabajo en conjunto, del trabajo en equipo y podemos contabilizar con estas mujeres por la solidaridad de la provincia de La Pampa un camino recorrido, que no fue sencillo, que no fue siempre de acuerdo, que por el contrario muchas veces fue de gran disenso pero que a partir de la búsqueda del consenso del entendimiento y del diálogo pudimos concretar realizaciones, porque aprendimos a escucharnos más allá de las diferencias y sumamos cada quien desde su lugar, el aporte para trabajar sobre los temas de las mujeres”.