Doce mil familias pampeanas esperan una casa del IPAV

MAS DE DIEZ AÑOS CONGELADA: ANALIZAN UN AUMENTO DE LA CUOTA A 500 PESOS

“El déficit habitacional en nuestra provincia es más o menos estable y ronda las 12.000 viviendas”, informó el gerente general del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda, Walter Faccipieri. El funcionario señaló también que “se está evaluando” el aumento de la cuota que se paga por las viviendas sociales y no descartó que el piso del incremento se “sitúe en los 500 pesos”. También expresó que “el déficit habitacional de la provincia es más o menos estable y ronda las 12.000 viviendas”.
La información fue suministrada en la mañana de ayer, desde la misma sede del IPAV. Faccipieri, gerente general del IPAV junto al gerente técnico, Jorge Barisio; participaron de dos licitaciones y respondieron algunas preguntas.

2.000 casas en construcción.
El aumento de la cuota actual “es un tema que se está evaluando a requerimiento del presidente, todavía no se ha tomado una decisión; pero allá en 2005, durante la anterior gestión del gobernador (Carlos) Verna se había fijado ese tope de 98 pesos la cuota más el seguro de incendio de la vivienda. Creemos que es oportuno volver a analizar el tema para pasar a tener valores más razonables respecto a lo que se paga cualquier alquiler y sobre todo para que no dé también la posibilidad, con el recupero, de hacer más viviendas, que es la gran demanda que tenemos hoy en día y que tratamos de satisfacer de la mejor manera posible”.
Agregó que “hoy está en construcción este plan de 2.000 viviendas pero cuanto más recupero tengamos, más fácil será la solución del tema habitacional. Es un tema en estudio y suponemos que a corto plazo, habrá más precisiones.

El monto de la cuota.
Respecto al monto que al treparía la cuota, Faccipieri dijo que “es muy difícil saber cuánto podría ser. Además en este momento por la crisis económica y social que estamos teniendo, no es muy oportuno hablar de estas cuestiones; más teniendo en cuenta el aumento tarifario, pero sí es cierto que en algún momento hay que tomar la decisión porque ha quedado muy desfasado con cualquier otro parámetro. De todos modos entendemos que un valor, por decir, de 500 pesos, si tomamos cualquier índice de los últimos 10 años, indudablemente será mucho mayor que cinco veces, por poner un dato, del salario de un empleado público”.
Agregó que “no sabría decir a qué valor puede llegar, pero un piso como referencia simplemente, podían ser 500 pesos”. Sostuvo que también se estudia a quién se impondrá el aumento: si a los nuevos adjudicados o a los ya existentes; qué pasará con los atrasados. “Desde el sentido común, todo se tendría que aumentar”, aseveró el gerente general.

Déficit.
Faccipieri dijo que “el registro es más o menos estable entre 10.000 y 12.000 casas en toda la provincia, en grandes números”, y evaluó que en Santa Rosa harían falta otras 4.000 viviendas y fracción y en General Pico 2.000 y fracción, que son los números más grandes. El resto se distribuye en toda la provincia, pero siempre oscila en esos valores el déficit habitacional; es muy grande el número de inscriptos y hay que tratar de contemplarlo lo más rápido posible”.

El débito automático ayuda.
Como último tema, el funcionario provincial respondió que “entre un 40 y el 50 % de los adjudicados paga la cuota; variando dependiendo de la situación económica del país. Sí es cierto que ha habido una cierta mejoría en el último tiempo por el débito automático en el salario, que era una ley que estaba vigente pero no se hacía; se trató de hacer un seguimiento y se mejoró un poco”, concluyó.
Mencionó que la mejor opción sería la adhesión de los adjudicados al débito automático como sistema de pago.

Dos licitaciones
En el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV) se realizaron ayer dos licitaciones. La primera fue para “la construcción de un nexo de infraestructura de energía eléctrica en la ciudad de General Acha, obras complementarias a la ejecución de 122 viviendas que se están construyendo actualmente”, dijo el gerente técnico, Jorge Barisio.
Fueron abiertos los tres sobres con las ofertas económicas propuestas. La obra, según se informó, tenía un presupuesto de 1.331.146 pesos; de las ofertas presentadas, dos cotizaron por menos del presupuesto y una con incremento; el plazo de obra es de 60 días corridos.
El emprendimiento consiste puntualmente en el tendido de 550 metros de línea de media tensión y la colocación de un transformador de 250 kilolvatios, desde el cual se desprenderán las conexiones de baja tensión para las viviendas.
El gerente técnico también mencionó la licitación privada que se realizó posteriormente, para la ampliación de una vivienda ubicada en el barrio Santa María de La Pampa. La misma es habitada por “una familia con un integrante que posee problemas de discapacidad; se realizará una ampliación de 23 metros cuadrados, con adaptación del sanitario y al dormitorio; con colocación de aberturas especiales para permitir su movilidad”, indicó Barisio.
Agregó que “el presupuesto de obra es de 331.000 pesos y el plazo de ejecución es de 120 días corridos”, concluyó.

Ya hay 673 pampeanos inscriptos
Hasta ahora 673 pampeanos se anotaron en Procrear Solución Casa Propia, en tanto en todo el país ascienden a 78.430 las personas que se inscribieron en www.procrear.anses.gob.ar con su Clave de la Seguridad Social y completaron el formulario correspondiente.
Desde el anuncio del relanzamiento de Procrear, el pasado 11 de julio, 673 familias de nuestra provincia se inscribieron en Solución Casa Propia desde aquella página web para obtener un crédito hipotecario.
La información especifica que del total de inscriptos pampeanos, 407 familias poseen rangos de ingresos de entre $13.620 y $20.430 y 266 familias están comprendidas entre los $20.430 y los $27.240.

Inscripción simple.
El director ejecutivo de Anses, Emilio Basavilbaso, informó que “aumenta diariamente la cantidad de inscriptos a Solución Casa Propia, lo que refleja el gran interés que tienen los argentinos por acceder a su vivienda. Creemos que poder adquirir una vivienda existente, que es una posibilidad que brinda Procrear ahora, será una de sus fortalezas. Además, el proceso de inscripción es muy simple y puede hacerse desde la web del programa”.
Participan en la implementación del Programa la Anses, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda y el Ministerio de Hacienda y Finanzas.

Cómo inscribirse.
Los interesados se pueden inscribir completando el formulario que se encuentra en www.procrear.anses.gob.ar: aceptar las bases y condiciones del programa. Procrear validará los datos con la Anses, la AFIP y el Banco Central de la República Argentina.
La selección de los adjudicatarios se hará por puntaje social, y éste será informado por correo electrónico a todos los inscriptos, ya sea si alcanzan el mínimo como si no. Quienes no superen el puntaje de corte podrán volver a presentarse en la siguiente apertura de inscripciones al programa.
Dentro de los bancos participantes, se deberá elegir uno para gestionar el crédito. La persona tendrá que presentarse dentro de los 60 días de resultar seleccionado y cumplir con los requisitos de la línea de crédito de la entidad bancaria.
Se establece un plazo de 6 meses para presentar la documentación de la vivienda en el banco elegido. Al momento de realizar la escrituración se hará efectiva la bonificación del Estado Nacional para complementar, junto con el ahorro, el crédito para la compra.

Clave.
La información señala que la clave de la seguridad social es necesaria para la inscripción. Para generarla, se debe ingresar en www.anses.gob.ar, sección Mi Anses Trámites. Allí también se debe verificar que la información personal y familiar registrada sea correcta. En caso de existir inconsistencias y aunque el interesado se inscriba, no podrá participar del proceso de selección.
Permite la compra de una vivienda nueva o usada, con créditos accesibles, cuotas iniciales bajas y plazos de pago de hasta 20 años. Está destinada a quienes ahora están alquilando y quieren alcanzar su casa propia en cualquier parte del país.
El crédito obtenido, a devolver en 10, 15 ó 20 años, podrá ser utilizado para la compra de una casa nueva o usada de hasta $1.500.000, para la cual el Estado Nacional otorgará una bonificación de hasta $300.000 no reembolsable, al momento de la escrituración de la vivienda.
Las cuotas a pagar podrán alcanzar hasta el 25% de los ingresos de un trabajador en relación de dependencia, autónomo o monotributista.