Dos condenados por robo

ACUERDO EN JUICIO ABREVIADO

El juez de control Gabriel Lauce Tedín condenó a Alexis José Omar Alvarez a seis meses de prisión, por resultar autor de los delitos de robo simple, encubrimiento por receptación dolosa y daño simple, concursando ambos en forma real; le revocó la condicionalidad de una pena anterior a tres meses de prisión en suspenso y le unificó ambas en una pena única de seis meses de prisión de cumplimiento efectivo.
Una vez que el fallo quede firme deberá presentarse dentro de los cinco días posteriores para constituirse como detenido.
Además, condenó a Lucas Daniel López Fernández a tres meses de ejecución condicional como coautor del robo simple y le fijó como pautas de conducta, por dos años, la obligación de fijar domicilio -del que no podrá ausentarse sin autorización judicial- y someterse al contralor de la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación de personas en conflicto con la ley penal.
La sentencia dictada contra ambos fue a consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal Facundo Bon Dergham, el defensor oficial Martín García Ongaro y ambos imputados, quienes admitieron la autoría de los hechos descriptos en tres legajos. Alvarez tiene 23 años y trabaja de albañil, y López Fernández tiene 21 y es changarín.

Los hechos.
El primer hecho ocurrió el 5 de mayo de 2015 a la mañana. Alvarez tenía en su poder un equipo de música y un parlante marca LG. Ello se supo cuando su domicilio fue allanado. Ambos objetos habían sido denunciados como sustraídos por un vecino que vive a cuatro cuadras de su casa. “Debe valorarse que Alvarez no solo no pudo acreditar la propiedad de dichos elementos, sino que el modo en que detentaba su tenencia era con pleno conocimiento de su origen espúreo. Al equipo le faltaba un parlante, circunstancia que coincidía con lo denunciado por el damnificado”, dice el fallo de Tedín.
El segundo episodio sucedió el 6 de septiembre de 2015 cuando Alvarez dañó, “con una piedra de gran tamaño”, los vidrios trasero y de una ventanilla de un Chevrolet Corsa que estaba estacionado en Telén y Pasaje Silva. El tercero y último se produjo el 23 de febrero del año pasado, a la tarde, cuando ambos acusados le sustrajeron un celular marca Samsung, una gorra y un par de anteojos de sol a un menor que se encontraba en el área de los baños públicos de la laguna Don Tomás, después de golpearlo en el rostro.

Unificación.
En la unificación de penas para Alvarez, el magistrado tuvo en cuenta que el 14 de agosto de 2015 el entonces juez de control, Mauricio Piombi, lo había condenado -en otro abreviado- a tres meses de prisión en suspenso por robo simple, en grado de tentativa, ya que diez días antes, a la madrugada, había entrado junto a Carlos Julián Bustos a una vivienda de la calle Oses -luego de dañar la puerta de acceso- para sustraer un televisor de 42 pulgadas. Los dos se fugaron en un Megane, siendo perseguidos por el propietario de la vivienda y luego por la policía, que los terminó deteniendo.