Dos heridos por choque

EN EL INGRESO AL BARRIO ESCONDIDO

Un fuerte siniestro vial se registró en horas de la tarde de ayer sobre la ruta nacional 35, al sur de Santa Rosa, cuando una motocicleta colisionó contra un utilitario. A raíz del choque, los ocupantes de la moto, una pareja mayor de edad, resultaron con heridas de consideración y debieron ser trasladados al hospital Lucio Molas. Testigos confiaron que el conductor de la camioneta quiso ingresar al barrio Escondido y la moto no pudo esquivarlo.
El hecho se produjo cerca de las 18 cuando una camioneta Fiat Fiorino, dominio OSL786, circulaba por la ruta 35 en sentido norte-sur, con intenciones de ingresar al barrio. En ese momento, una Motomel 110 cc. patente 006GQH, venía en sentido opuesto por la misma ruta. Según manifestaron los testigos que caminaban por el lugar, el choque se produjo porque conductor de la Fiat “giró al barrio como venía y no dio tiempo a que la moto lo esquive o frene”.

“Choque tremendo”.
El impacto entre los vehículos fue tan violento que el hombre que iba al mando de la moto rompió el vidrio de la puerta del acompañante de la camioneta con su cabeza. “El choque fue tremendo”, aseguró una persona que vio la colisión en el instante justo y agregó que “llevaban el casco puesto los dos, pero después del golpe, el casco del hombre voló varios metros”. Rápidamente, algunas personas que estaban disfrutando de la tarde del domingo en cercanías a la ruta salieron en auxilio de las personas heridas. El conductor de la moto se encontraba consciente al momento del traslado y, además de castigar violentamente su cabeza contra el vidrio, recibió golpes en su hombro derecho y en las piernas.
En tanto que la acompañante, que se encontraba en estado de shock, resultó con golpes pero no tuvo heridas de gravedad.
Uniformados de la Seccional Primera y de la División Accidentología realizaron un operativo de tránsito para que las ambulancias pudieran entrar y salir del lugar sin inconvenientes. El operativo derivó en largas colas de vehículos.