Dos robos en pleno centro

Por más que el Ministerio de Seguridad insista en que los números del delito han bajado, los hechos parecen conspirar contra las estadísticas. Ayer al mediodía, cuando cientos de chicos salían de los colegios del centro de la ciudad y los oficinistas salían a buscar comida, en la esquina de Mitre y Don Bosco, dos muchachos le arrebataron la cartera a una mujer y, casi al mismo tiempo, a 20 metros de allí, un desconocido ingresó al Asilo de Ancianos y le robó dinero a uno de los adultos mayores que está internado.
La mujer a la que le arrebataron la cartera había venido al centro para hacer un trámite en una escribanía ubicada sobre la calle Mitre. Llegó en una camioneta Chevrolet S10 con una cartera en la que llevaba 30.000 pesos que -según confesaron testigos oculares del hecho a LA ARENA- no eran suyos. Antes de bajarse de la pick up, la mujer puso la cartera bajo el asiento y cerró las puertas desde lejos con el comando a distancia. Aparentemente el mecanismo funcionó mal.
“Lo que primero escuchamos fue un grito. La mujer gritaba que le estaban robando. Después vimos a un chico bien vestido que estaba haciendo de campana y a otro que salía corriendo que también estaba bien vestido. Seguramente la habrían estado siguiendo a la mujer”, dijo una fuente que advirtió el robo desde el interior de una zapatería.
Otra vecina del lugar advirtió que un policía salió a perseguir al muchacho que se daba a la fuga corriendo por O’Higgins (continuación de Don Bosco). “No lo alcanzó, lo corrió tres cuadras pero no lo pudo alcanzar”, dijo la mujer.
Del robo del asilo poco se sabe: la persona que entró lo hizo sigilosamente, casi sin que nadie lo viera. Solo una trabajadora del lugar vio cómo se iba del lugar. Tampoco se sabe el monto de dinero robado. Lo que sí pudo saber un cronista de este diario es que desde ayer al mediodía, las puertas y rejas del asilo que dan a la calle permanecen cerradas con llave. A toda hora. Hasta ayer, la fiscalía de Delitos Contra la Propiedad no había sido notificada por la policía de los dos hechos.

Estadísticas.
El cepo informativo impuesto por el Ministro de Seguridad pone en bajo sospecha cualquier estadística que salga de la cartera porque es imposible, en el día a día, contrastarla con la realidad. Muchas veces son las redes sociales y las denuncias que los vecinos hacen en los medios de comunicación el termómetro más certero para entender qué es lo que está pasando en la ciudad.
El lunes, Juan Carlos Tierno brindó un detalle de la estadística criminal que se obtiene de la suma de delitos que se registran en las distintas Unidades Regionales de la Policía. Según los datos aportados por el funcionario, los delitos cometidos en junio de este año se redujeron en comparación de los cometidos en el mismo mes del año pasado.
“Las violaciones se produjeron un 60% menos, violación de domicilio 14,29% menos, robos 24,23% menos, tentativa 46,67% menos, en cuanto a hurtos 0,37% y tentativa de hurtos 30,67% menos. Este es uno de los indicadores de la mayor actividad y eficiencia policial”, señaló.
En cuanto a la comparación de todo el primer semestre de 2016 con el del 2015 -agregaron desde el Ministerio- “las violaciones disminuyeron un 77,47%, en violación de domicilio un 12,20%, en robos un 40,36%, en tentativas de robos un 46,20% y en hurtos 28,35% menos”.

Compartir