Dos condenados por choque en “picada”

CORRIDAS DE AUTOS EN EL CENTRO DE SANTA ROSA

Dos jóvenes fueron condenados ayer a seis meses de prisión en suspenso y un año de inhabilitación especial para conducir por correr picadas por avenidas céntricas de Santa Rosa, en el año 2011, generando un accidente.
La Justicia condenó a Eric Rosane y a Brian Nievas, que fueron detenidos en 2011 corriendo picadas, a seis meses de prisión en suspenso y a un año de inhabilitación especial para conducir vehículos, en el marco de un juicio abreviado donde ambos reconocieron su culpabilidad por generar un accidente con lesionados cuando competían a alta velocidad en el centro de esta capital.
El juez Carlos Mattei los imputó por los delitos contra la seguridad del tránsito y de los medios de transporte y de comunicación y durante dos años, ambos deberán fijar residencia, someterse al cuidado del Patronato de Liberados y “abstenerse de usar estupefacientes o abusar de bebidas alcohólicas”.
Mattei señaló que llevaron a cabo, entre sí, pruebas de velocidad en las calles, “creando una situación de peligro para la vida o integridad física de las personas”. Esto ocurrió el 5 de junio de 2011 a la madrugada, cuando corrieron picadas por la avenida San Martín, en dirección oeste-este, y luego por la avenida Luro-Spinetto, en dirección sur-norte.
Rosane, hoy de 23 años, conducía un Volkswagen Gol y Nievas, de 22, un Fiat Uno. Después de haber cruzado semáforos en rojo, en la intersección con Magaldi, Rosane impactó en la parte trasera izquierda a un Fiat Spazio, que venía de norte a sur y que había girado correctamente a la izquierda.
Mattei dijo en el fallo -en base a lo convenido entre la fiscalía y la defensa- que los imputados “crearon una situación de peligro concreto para la vida y la integridad física” de los cinco ocupantes del Spazio (tres mujeres y dos niños de tres años), “mediante una prueba de velocidad y de destreza, ajena absolutamente a una competencia autorizada”, y realizada “en el marco de las denominadas ‘picadas’, con los vehículos automotores que cada uno conducía”.

Una maniobra peligrosa.
Agregó que “la peligrosa maniobra comenzó cuando circulaban a gran velocidad por la avenida San Martín en sentido cardinal oeste a este, compitiendo, desafiándose e imprimiéndoles un fuerte ruido a los motores” y que “sin cesar en la competencia de velocidad, llegaron hasta la intersección con la avenida Luro, concretamente en la rotonda frente al Centro Cívico” y allí continuaron realizando “picadas” hasta la Spinetto, de sur a norte -cruzando los semáforos en rojo- hasta que finalmente en la intersección con la calle Magaldi, uno de esos vehículos colisionó contra otro”.
A raíz del impacto, uno de los niños del Spazio “fue despedido y perdió el conocimiento por unos minutos” y todos los ocupantes debieron ser atendidos en el hospital Lucio Molas.
“Sin perjuicio del propio reconocimiento por parte de Nievas y Rosane, ha quedado probado que con inmediatez al hecho que tuviera como damnificada a la conductora y sus acompañantes, ambos conducían sus vehículos a exceso de velocidad y compitiendo entre sí”, explicó Mattei en el fallo.
Sobre el acuerdo entre el fiscal Facundo Bon Dergham y el defensor particular Mariano Alomar para que los jóvenes reciban la pena mínima prevista, el magistrado expresó que “a los fines de la graduación de la pena debe estarse sin más a lo acordado por las partes”.