Dos represores volvieron a prisión

Los represores Roberto Fiorucci y Omar Aguilera regresaron a la Colonia Penal Unidad 4 de Santa Rosa, donde permanecen detenidos cumpliendo sus condenas por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar en la provincia, en el marco de la causa Subzona 14 cuyo juicio se realizó en el año 2010.
La vuelta de los condenados a la cárcel fue dispuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de La Pampa. Ambos tenían prisión domiciliaria, que la Justicia les había otorgado por distintas cuestiones. Sin embargo, y ante la fuga de represores en distintos puntos del país, ahora la decisión fue que regresen a cumplir su condena en prisión, informaron fuentes judiciales.
Fiorucci y Aguilera fueron condenados a 20 años de cárcel cada uno en el primer juicio desarrollado en La Pampa por delitos de lesa humanidad. Además, en la actualidad están procesados en la investigación por la causa denominada Subzona 14 II, donde se incluyeron delitos que no formaron parte del histórico debate de 2010.
Sus condenas fueron confirmadas por la Corte Suprema de Justicia. Fiorucci fue condenado por privación ilegal agravada en 24 hechos con uso de violencia y amenazas y 13 situaciones de aplicación de tormentos. Aguilera fue condenado por el mismo delito cometido en 18 casos con usos de violencia y amenazas y 7 de aplicación de tormentos psíquicos y físicos.
Fiorucci cumplía hasta el momento con la detención domiciliaria en su vivienda de la calle Buenos Aires, mientras que Aguilera vivía en la Allan Kardec. Este último, fue acusado de violar el beneficio otorgado por la justicia. Dos trabajadores de la CPE dijeron que lo vieron en el centro de la ciudad, conduciendo un vehículo.

Resolución.
Con la vuelta de los ex comisarios a la cárcel se cumplió una orden dictada por la Corte Suprema el 18 de diciembre de 2012. Después de varios pedidos de prisión domiciliaria, el Tribunal Oral Federal sostuvo que Fiorucci y Aguilera no debían obtener ese beneficio ya que era altamente probable que se fuguen. Luego, la Cámara Federal de Bahía Blanca les negó también esa posibilidad.
Posteriormente, frente a nuevas presentaciones, el caso fue a la Cámara Nacional de Casación Penal que dio la orden de darles la prisión domiciliaria en marzo pasado. Sin embargo, la Corte en 2012 resolvió respaldar la decisión del TOF y ahora se dio cumplimiento a ese fallo del máximo tribunal.